La Comisión ha presentado al Consejo el resultado de las negociaciones del Acuerdo de Asociación Económica con Japón y de los Acuerdos de comercio e inversión con Singapur. Este es el primer paso hacia la firma y la celebración de estos acuerdos.

La rápida celebración y aplicación del acuerdo comercial más importante jamás negociado por la UE era un compromiso personal del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del primer ministro de Japón, Shinzo Abe. Durante una cumbre bilateral y paralelamente a una cumbre del G-7, ambos líderes ejercieron conjuntamente un liderazgo político al más alto nivel para acelerar y concluir las negociaciones en 2017.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha declarado: «El paso que damos allana el camino para que nuestras empresas y nuestros ciudadanos empiecen a beneficiarse de todo el potencial del Acuerdo de Asociación Económica con Japón a partir del año que viene. Europa cree en un comercio abierto y justo, basado en un código normativo mundial. Nuestra economía depende de él, nuestras empresas se desarrollan gracias a él y nuestros consumidores lo esperan. Junto con nuestros socios de ideas afines de todo el mundo, nos ayuda a crear puestos de trabajo y a establecer normas tanto a nivel interno como a nivel internacional. Hoy damos un paso hacia la celebración de acuerdos con dos de nuestros socios asiáticos más próximos, Japón y Singapur. Estos acuerdos tendrán un impacto mucho más allá de nuestras costas respectivas, puesto que suponen un mensaje claro e inequívoco de que estamos juntos en la lucha contra el proteccionismo y la defensa del multilateralismo. Este mensaje es ahora más importante que nunca».

El vicepresidente Jyrki Katainen, responsable de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha declarado: “La UE defiende un orden comercial abierto, basado en normas y justo. Japón y Singapur son socios económicos clave y con ideas afines. La firma de acuerdos comerciales amplios y profundos con ellos beneficiará a nuestros exportadores, trabajadores y consumidores, por ejemplo eliminando derechos por valor de 1 000 millones de euros anuales en las exportaciones de la UE a Japón. Constituye también un paso concreto hacia un mejor orden comercial mundial, basado en valores compartidos y normas. Ahora esperamos que la celebración de estos acuerdos sea rápida y transcurra sin dificultades para que las empresas, los trabajadores, los agricultores y los consumidores de la UE gocen cuanto antes de sus ventajas”.

Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, ha declarado: “Junto con Japón y Singapur defendemos claramente un comercio abierto y justo basado en normas. Estos acuerdos son mutuamente beneficiosos y crearán grandes oportunidades para las empresas y los ciudadanos europeos. La asociación económica con Japón abarcará un área de seiscientos millones de consumidores y un tercio del PIB mundial. Sin lugar a duda, tiene un potencial económico sin precedentes. Singapur es ya una puerta de entrada de Europa en Asia Sudoriental, y con estos nuevos acuerdos intentamos dar un fuerte impulso a nuestro comercio con esta región. Tanto Japón como Singapur son importantes socios para defender el multilateralismo y garantizar la existencia de sólidas organizaciones internacionales».

El Acuerdo de Asociación Económica con Japón es el mayor acuerdo comercial bilateral jamás negociado por la Unión Europea. Abrirá enormes oportunidades de mercado para ambas partes, reforzará la cooperación entre la Unión Europea y Japón en varios ámbitos, reafirmará el compromiso común de ambos por el desarrollo sostenible y, por primera vez, incluirá un compromiso específico respecto al Acuerdo de París sobre el cambio climático. Este Acuerdo eliminará la gran mayoría de los derechos de aduana, que cuestan 1 000 millones de euros anuales a las empresas de la UE que exportan a Japón. También eliminará una serie de viejos obstáculos reglamentarios, como la duplicación de ensayos y el solapamiento burocrático. El Acuerdo abrirá el mercado japonés, de 127 millones de consumidores, a las principales exportaciones agrícolas de la UE, protegerá más de 200 productos alimentarios y bebidas regionales tradicionales europeos en Japón (las denominadas indicaciones geográficas) y aumentará las oportunidades de exportación de la UE en otros sectores, incluyendo la posibilidad de que las empresas europeas presenten ofertas para contratos públicos en muchas ciudades japonesas.

La UE y Japón se encuentran también en las últimas fases de la negociación de un acuerdo de asociación estratégica. Cuando entre en vigor, este acuerdo reforzará las relaciones entre ambas partes, intensificando el diálogo político, reafirmando los valores compartidos y los principios comunes y permitiendo una cooperación más estrecha para abordar los retos comunes, tanto de forma bilateral como en foros multilaterales.

Los Acuerdos de comercio e inversión con Singapur son los primeros acuerdos bilaterales completados con un miembro de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN). Dentro de la ASEAN, Singapur es con diferencia el mayor socio de la UE, con un comercio bilateral total de mercancías por valor de 53 300 millones de euros (2017) y de servicios por valor de 44 400 millones de euros (2016). Más de 10 000 empresas de la UE están establecidas en Singapur y utilizan dicho país como plataforma para servir a toda la región del Pacífico. Con estos Acuerdos, la UE ha dado un importante paso hacia el establecimiento de elevados estándares y normas para Asia Sudoriental, región de gran importancia que goza de un rápido crecimiento. Estos Acuerdos constituyen también el primer elemento de un futuro acuerdo de comercio e inversión interregional entre la UE y la ASEAN. Singapur es ya el primer destino de las inversiones europeas en Asia, y la inversión entre ambas partes ha aumentado rápidamente en los últimos años. El volumen de las inversiones bilaterales alcanzó la cantidad de 256 000 millones de euros en 2016.

Además de ofrecer grandes oportunidades económicas, los acuerdos comerciales incluyen amplios capítulos sobre comercio y desarrollo sostenible; establecen los estándares más elevados en materia de trabajo, seguridad y protección del medio ambiente y de los consumidores; refuerzan las acciones conjuntas en materia de desarrollo sostenible y cambio climático y garantizan plenamente los servicios públicos.