Tras la votación producida ayer en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo del informe que mantiene y mejora las propuestas iniciales de la Comisión para limitar las tasas interbancarias por pagos con tarjeta, el conjunto de la Distribución Comercial quiso hacer pública su satisfacción por el resultado, que constituye un importante primer paso en una reivindicación histórica del sector.

Asimismo, aplauden la decisión de avanzar respecto al texto original en varios aspectos, como es el caso de la flexibilización de la tasa correspondiente a las operaciones con tarjeta de débito, situándola en el 0,2% del valor de la transacción ó 7 céntimos de euro como máximo, la que resulte menor de ambas. En este mismo sentido, hay que apuntar a la reducción del período de transición para la aplicación del Reglamento en las operaciones nacionales, pasando de los 22 meses iniciales al plazo máximo de un año desde su entrada en vigor, datos recogidos en un comunicado de las principales ascociaciones (CEC, ANGED, ASEDAS y ACES).

Según datos de la Comisión Europea las actuales tasas le cuesta a la distribución europea 10.000 millones de euros al año

Se trata de una noticia positiva no solo para la distribución sino también para los consumidores, como ha puesto de manifiesto la propia Comisión Europea, pues una vez se aplique el Reglamento supondrá un ahorro de costes que tendrá su reflejo en precios más competitivos.

En España, la comisión media final que se cobra al comercio minorista por el pago con tarjeta es del 0,76%, según el último dato publicado por el Banco de España. Una tasa que apenas ha variado en los últimos años. Un coste que, según cuantifica la Comisión Europea, asciende para el conjunto de la distribución comercial europea a 10.000 millones de euros al año.

Estas comisiones constituyen un coste añadido para un sector que está demostrando un gran comportamiento en el mantenimiento de la actividad y el empleo, a pesar del difícil contexto socioeconómico, y que representa en torno al 12% del PIB nacional. Es por ello que animan «al Ministerio de Economía y Competitividad, a través de la Secretaría de Estado de Comercio, como ha venido haciendo a lo largo de todo este proceso, a seguir trabajando por la consecución de unas tasas interbancarias y de descuento más competitivas y transparentes».