El Consejo de Ministros ha aprobado el pasado 11 de enero los Presupuestos Generales del Estado para 2019. Además, tras el Consejo, la ministra Nadia Calviño ha presentado la actualización del cuadro macroeconómico y ha mantenido que el Gobierno estima un crecimiento del 2,2% para 2019. El Gobierno también ha presentado un informe sobre la planificación de contingencia para la salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo.

El proyecto de presupuestos incrementa las partidas para pensiones, dependencia, becas y lucha contra la violencia de género. y que la tasa de desempleo se reducirá hasta el 14% y se crearán 800.000 puestos de trabajo. El objetivo de los presupuestos según el Gobierno es la consolidación de los servicios públicos esenciales y la creación de un nuevo modelo de crecimiento económico sostenible que permita la recuperación de la clase media y  trabajadora.

La ministra de Educación y Formación Profesional y Portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha afirmado que el Gobierno tiene un proyecto político sólido que está reflejado en los presupuestos. En este sentido, ha subrayado que las cuentas públicas quieren blindar el Estado de bienestar y derechos como la dependencia, la sanidad y la educación: “Van a ganar los estudiantes, los becarios, los jóvenes, aquellos que ganan un Salario Mínimo Interprofesional, los funcionarios y la clase media”. Además, la portavoz ha avanzado que aumentarán las partidas para luchar contra la violencia machista y proteger a las mujeres de los maltratadores y asesinos. Celaá ha añadido que son unos presupuestos que amparan y definen a la vez el diseño territorial que establece la Constitución: “Ni división ni centralismo predemocrático. Apoyo a las comunidades autónomas y reforma del modelo para fortalecerlo, no para debilitarlo”. La portavoz ha concluido que son unos presupuestos sociales que buscan equilibrio, convivencia y unión: “Este país necesita crecer y redistribuir la riqueza y estos presupuestos buscan eso, redistribuir para crecer y crecer para distribuir”.

Cuadro Macro económico

Durante la presentación de la actualización del cuadro macroeconómico en el que se sustenta el proyecto de Presupuestos, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha anticipado que el Gobierno confía en que la economía española mantenga en 2019 una tasa de crecimiento sólido, superior a la prevista para la zona euro. Además, ha explicado que se ha revisado una décima a la baja la previsión de crecimiento en 2019 -que se estima en el 2,2%- por el mayor ajuste fiscal exigido para reducir el déficit público hasta el 1,3%.

Calviño ha explicado que los últimos indicadores publicados “son más positivos de lo esperado”, por lo que la economía española inicia 2019 con “una dinámica muy positiva”, según constatan tanto el Gobierno como todos los organismos de previsión nacionales e internacionales.

La ministra ha argumentado que la inflación está contenida, lo que favorece la sostenibilidad del crecimiento a medio plazo, los precios del petróleo han caído, la tendencia del mercado laboral es positiva y la renta disponible de los ciudadanos aumentará gracias a decisiones ya adoptadas por el Ejecutivo, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, de las pensiones y de los salarios públicos. Todos estos elementos, ha dicho, tendrán un impacto favorable en el consumo, sobre todo en la primera parte de 2019.

De acuerdo con las proyecciones del Gobierno, Nadia Calviño también ha avanzado que la tasa de paro se reducirá del 15,5% al 14%, con la creación de unos 800.000 puestos de trabajo en el conjunto de 2018 y 2019.

La titular de Economía y Empresa ha defendido que la aprobación de estos presupuestos es importante para dar “claridad, certidumbre y reforzar la confianza que los mercados financieros internacionales están teniendo en nuestro país”. Además, ha resaltado el compromiso del Gobierno con “la disciplina presupuestaria, pero también con un crecimiento más justo y sostenible”.

Brexit

El Gobierno ha presentado un informe sobre la planificación de contingencia para la salida del Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo.

La portavoz del Gobierno ha informado de que se han articulado tres líneas de acción: normativa, logística e informativa. La acción normativa se canalizará a través de un Real Decreto-ley que se aprobará previsiblemente el próximo mes de febrero y abordará, entre otros, aspectos relativos a la ciudadanía, Seguridad Social, asistencia sanitaria, reconocimiento de títulos académicos, el sector financiero y aduanas.

La acción logística contempla las necesidades adicionales de personal y medios materiales para el caso de tener que tratar súbitamente al Reino Unido como un tercer país.

La acción informativa se dirige a facilitar a la ciudadanía y a las empresas el conocimiento y las implicaciones de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Con este fin, se habilitará una pestaña en la página web de La Moncloa.

Isabel Celaá ha enviado un mensaje de tranquilidad a los actores sociales, económicos e instituciones a los que pueda repercutir el Brexit: “El Gobierno envía un clarísimo mensaje de calma, de certeza, porque está preparado para todos los escenarios, sea de retirada con acuerdo, que sería mucho más deseable, o de retirada sin acuerdo”.