Las organizaciones de bodegueros españoles y europeos han reclamado al Gobierno que eviten tentaciones proteccionistas en cuanto al sistema de autorización de plantación del viñedo. En la rueda de prensa, en la que además trataron temas como la creación de la interprofesional y el Anteproyecto de Ley que versa sobre el consumo de alcohol y los menores, los representantes de la FEV y del CEEV no dieron muchos más detalles.

Rueda de Prensa

Jose Ramón Fernández, Javier Pagés y Pau Roca (de Izq. a Drch.)

Javier Pagés, presidente de la Federación Española del Vino, su secretario general, Pau Roca, y José Ramón Fernández, secretario general del Comité de Vinos, se reunieron con la prensa para reclamar al Gobierno su falta de ambición a la hora de tratar el sistema de autorización de plantación de viñedo; sin embargo, los tres pecaron del mismo defecto al no ofrecer una información más clara y transparente.

Pagés abrió el turno de palabra refiriéndose a las autorizaciones de plantación del viñedo, acerca de lo cual no avanzó qué pasaría con los derechos de plantación ¿Desaparecerán? Es una incógnita que ninguno despejó. «El mercado debe regular los derechos de plantación sin ser proteccionista en restricciones», manifestó el presidente de la FEV. Fernández, por su parte, siguiendo el halo de discreción informativa de su compañero y declaró que «España necesita criterios políticos sabios en la autorización de las plantaciones». Por esta razón, según él, hacían un llamamiento al Gobierno para evitar tentaciones proteccionistas. «Estamos en un momento crítico para las inversiones en viñedos», anunció tras comentar los intentos de imponer restricciones «injustificadas, arbitrarias y discriminatorias» en relación a los derechos para plantar y producir vinos en Europa. Pau Roca tomó el turno de palabra cuando, sin respuesta alguna, se limitó a decir que, frente a los excesos de producción en Comunidades Autónomas como Castilla La Mancha, que cuenta con agricultores en riesgo de exclusión por su exceso de terreno y déficit de plantación (lo que podría suponer, como ya vinimos avanzando en esta cabecera, otra destilación de crisis), en la ley existen unos permisos de transacción que pasarán de 7 a 3 años.

El próximo 15 de julio el Comité de Gestión de la OCM se reunirá para hablar sobre el sistema de autorizaciones de plantación de viñedo

Acerca de la creación de la Interprofesional, Javier Pagés anunció que el 75% de la facturación pertenece del sector bodeguero. «La Interprofesional es positiva para la comercialización», defendió. El objetivo principal, según afirmó, es recuperar el mercado interior. En relación a los componentes que formarían parte de la Interprofesional, el secretario general de la FEV informó que serían cooperativas agroalimentarias como UPA, COAC, ASAJA y la FEV, principalmente, aunque no quiso dar más detalles sobre el plan estratégico o el presupuesto que incluirían.

A mediados de julio habrá una nueva reunión para avanzar en la constitución de la nueva Interprofesional del Vino

Finalmente, trataron el borrador del Anteproyecto de Ley de Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores y sus Efectos. Pagés reiteró que debe existir un consumo responsable entre adultos, para que el vino se aleje de los menores. Roca, sin embargo, fue más tajante: «El alcohol es un problema de comportamiento y conducta, no de producto. El problema es que ni la actual ley ni los borradores manejados prevén educar sobre ello». La principal preocupación imperante en el sector es que el vino, como parte de la dieta mediterránea , se esconda del consumidor.