Después de varios meses de intensas negociaciones, la Comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström, anunció la finalización del tratado de libre comercio entre la UE y Japón. Un acuerdo aplaudido en el sector europeo del vino, que espera una rápida ratificación para comenzar una fuerte entrada en el mercado nipón.

“Hoy en día Japón ocupa el quinto lugar entre los mercados importadores de vino europeo, pero aún podemos hacerlo mucho mejor. Una vez se ratifique, el acuerdo facilitará el acceso de nuestros vinos a este mercado e igualara el terreno con nuestros principales competidores en este mercado.” expresó Jean-Marie Barillère, presidenta del Comité Européen des Entreprises Vins (CEEV). “Este acuerdo impulsará nuestras exportaciones a Japón, y mejorará nuestra posición como líderes en exportaciones”, añadió.

El acuerdo de libre comercio proveerá de un muy valioso acceso preferencial a los vinos europeos, y desmantelará las barreras técnicas actuales que dificultan el comercio de vino con el país asiático. Desde el CEEV también aplauden que Japón haya aceptado reconocer el sistema de Indicaciones Geográficas (IGs, o GIs en sus siglas en inglés), que ayudará a proteger los productos agroalimentarios de usurpaciones. Según ellos este reconocimiento es particularmente importante para el sector del vino europeo, dado que está fuertemente arraigado a las zonas rurales. “Continuamos siendo fuertes defensores de la agenda comercial de la Comisión Europea. Los acuerdos comerciales son componentes críticos de la competitividad de los vinos europeos en los mercados internacionales” expresó Ignacio Sánchez Recarte, secretario general de CEEV. “Desde CEEV aplaudimos el ímpetu de la UE en la firma de acuerdos comerciales, y esperamos verlo continuar con un acuerdo con los países de Mercosur, alcanzando un acuerdo igual de ambicioso que el de Japón a nivel de acceso a su mercado, protección de las IGs y desaparición de barreras técnicas para el comercio del vino” concluyó.

El Comité Européen des Entreprises Vins (CEEV) representa a compañías de la industria y comercialización del vino en la Unión Europea, desde vino, a aromatizados, espumosos, licor de vino y otros productos derivados. Agrupa 24 organizaciones nacionales y sus miembros producen la gran mayoría de los vinos con y sin Indicación geográfica y representan el 90% de los vinos exportados de la unión europea.