La Junta de Andalucía continuará su apuesta por la promoción de la calidad de los vinos del Marco de Jerez para consolidar su presencia en los destinos de la Unión Europea y dar el salto a los mercados extracomunitarios.

Para Rodrigo Sánchez Haro, consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, que asistió a una vendimia nocturna en El Puerto de Santa María (Cádiz), esta tierra destaca por la excelencia de sus caldos y la experiencia de un sector gaditano que exportó en 2016 por valor de 90,2 millones de euros, lo que supone una mejora del 2,7 por ciento con respecto al balance del ejercicio anterior.

La internacionalización, a juicio de Sánchez Haro, “es una realidad, aunque también un reto permanente” para los vinos amparados y diferenciados por las Denominaciones de Origen Jerez-Xérés-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda. No en vano, el 65% de las ventas totales de estos caldos, que ascendieron en la última campaña a 34,4 millones de litros, tuvieron como destino el mercado exterior, con Reino Unido como principal cliente (39,3 millones de euros, el 43,6% del valor de las exportaciones). Le siguen, dentro de la  UE, compradores como Países Bajos (11,9 millones de euros, el 13,2%, Alemania (7,8 millones de euros, el 8,6%) y Francia (4 millones de euros, el 4,5%). Por delante de este último se sitúa Estados Unidos, que ingresó al Marco de Jerez 7,3 millones de euros (el 8,1%). El recorrido, en consecuencia, según el consejero, es “importante”, pero “ha de servirnos como acicate para avanzar más por esa senda”.

El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha expuesto, en este sentido, que ése es el objetivo último que encierran otras líneas estratégicas como la reconversión y reestructuración del viñedo, la inversión en la industria vitivinícola y el impulso de la modernización, la innovación y, en definitiva, la competitividad de un marco que engloba a 2.367 explotaciones y hasta 6.988,99 hectáreas repartidas entre los nueve términos municipales que componen el ámbito de influencia de las denominaciones de origen. Dentro de ellos, que, desde la óptica del consejero, tienen otra oportunidad en el enoturismo, sobresalen Jerez de la Frontera (4.646,13 hectáreas y 443 viñas), Sanlúcar de Barrameda (820,46 y 600), Trebujena (608,36 y 824) y El Puerto de Santa María (267,09 y 57).

Ante la importancia del mercado de Reino Unido para los vinos del Marco de Jerez, Rodrigo Sánchez Haro ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad. “Es un asunto que nos preocupa y nos ocupa”, ha expuesto, aunque sin perder de vista que se trata de unas relaciones comerciales muy fidelizadas que se remontan más allá, incluso, de la creación de la UE.