La directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana, ha presidido el pasado 16 de julio la Mesa Sectorial del aceite de oliva y la aceituna de mesa, en la que se ha analizado la situación del sector y las actuaciones realizadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en relación con los mecanismos de autorregulación solicitados por el sector en la Comisión Europea.

En este sentido la directora general ha informado sobre los contactos entre el MAPA y la Comisión Europea. El Ministerio ha mostrado su apoyo a los trabajos desarrollados por parte del sector cooperativo del aceite de oliva, encaminados a establecer un mecanismo de autorregulación de la oferta en este sector, en el marco del artículo 209 de Reglamento de la Organización Común de Mercados de los sectores agrarios.

También se constató el interés de los servicios de la Comisión por colaborar con las cooperativas españolas y el Ministerio en el desarrollo de un mecanismo, novedoso, que permitirá evitar los desequilibrios tan graves del mercado del aceite como los que se están produciendo este año, con la caída de precios.

Se ha informado a los representantes del sector sobre los trámites y consultas, establecidos por la reglamentación, que se están realizando tanto frente a la Comisión Europea, como ante las autoridades de competencia, en relación con las propuestas planteadas por la Organización Interprofesional, en el marco del artículo 164 del Reglamento comunitario sobre extensión de norma.

En cuanto a la situación de mercado, se ha destacado que, por cuarta semana consecutiva, se ha constatado la tendencia a la recuperación de los precios, lo que consolida el favorable cambio de trayectoria que se viene produciendo en el último mes.

La Mesa Sectorial también ha examinado el comportamiento de la comercialización y se han intercambiado informaciones sobre el estado del cultivo en las fechas actuales, que apunta a previsiones de cosecha significativamente inferiores a las registradas en la actual campaña.

Se han abordado también otras cuestiones comerciales, como el acuerdo Mercosur, que abre oportunidades al sector del aceite de oliva, al liberalizar la entrada de los aceites españoles en un mercado potencial de 264 millones de habitantes, de los que casi 55 millones son hispanohablantes. En este ámbito se ha trasladado a los representantes sectoriales la necesidad de estar preparados para lograr, en un escenario en el que la producción nacional se está incrementando, ganar presencia en estos mercados, deficitarios en producción.