En Punta del Este (Uruguay) tras un largo camino la Asamblea General de la Organización Internacional del Vino (OIV) eligió a Pau Roca como director general. El español sustituye en el cargo al francés Jean Marie Aurand que abandonará su puesto en diciembre.

Roca alcanza el puesto después de que su competidor Jonh Baker retirará su candidatura. En esta votación el español logró el voto de 40 países del total que conforman la organización.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, felicita al secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, por su elección como director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

La asamblea general de esta organización intergubernamental, de la que forman parte 47 países, 21 de ellos comunitarios, ha refrendado el pasado 23 de noviembre la elección del candidato español en el marco del 41 Congreso de la OIV celebrado en Punta del Este, Uruguay.

Sustituirá al actual director general de la OIV, Jean-Marie Aurand, que dejará el cargo en diciembre de este año. Roca, que ocupa desde 1992 la secretaría general de la FEV, tiene una extensa experiencia en el sector vitivinícola español e internacional.

Roca hasta ser elegido recorrió un camino que se hizo largo y que ya contamos en Mercados del Vino con anterioridad. Roca tuvo que enfrentarse a dos votaciones anteriores, una el 19 de septiembre y otra el 6 de julio, cuando ninguno de los candidatos alcanzó la mayoría de 2/3 que exige el organismo internacional para ser elegido. Sin embargo, si se eligió a la presidenta de la OIV, la enóloga Regina Vanderlinde de nacionalidad brasileña.

En septiembre, los candidatos en liza, el español Pau Roca y el neocelandés John Barker, presenciaron cuatro votaciones en las que la ventaja en votos del español fue significativa y creció según se desarrollaban, aunque sin llegar a lograr los 2/3 que la organización exige, pero sí la mayoría simple de 23 países.

En primera votación los resultados fueron 79,9 votos del español frente a los 58,1 votos del neozelandés, en la segunda la votación quedó en 83,9 votos frente a 54,1; en la tercera, 84,1 frente a 53,9 y la cuarta y última el español logró un 81,4 votos de 25 países y el neozelandés, 56,6 votos correspondientes a 21 países (los 2/3 que se exigen para salir elegido está en 92,1 votos).