Según un paper publicado en la revista científica indexada Scientific Reports, dependiente de Nature, beber dos copas diarias de vino reduce las posibilidades de sufrir Alzheimer. Sin embargo el consumo excesivo provoca lo contrario, pues aumenta el riesgo.

Esas son las conclusiones de un estudio sobre los efectos del alcohol en cobayas, sometidas a diferentes nieves de alcohol en la sangre, observando sus consecuencias en los sistemas cerebrales.

El paper se titula Beneficial effects of low alcohol exposure, but adverse effects of high alcohol intake on glymphatic function y puede consultarse en http://www.nature.com/articles/s41598-018-20424-y