Después de ser aprobado en la sesión plenaria por el Parlamento Europeo, el Consejo expresó su apoyo a permitir que la UE suscriba el Acta de Ginebra del Acuerdo de Lisboa, un tratado multilateral para la protección de las indicaciones geográficas gestionado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI ).Además, el Consejo ha adoptado un paquete legal que establece la base jurídica para la adhesión de la UE, así como las normas sobre cómo funcionará siendo miembro del Acta de Ginebra.
El Acta de Ginebra modernizó el Acuerdo de Lisboa para la Protección de las Denominaciones de Origen y su Registro Internacional, que data de 1958. Así ahora pueden unirse a él organizaciones internacionales, como la Unión Europea. Actualmente está compuesto por 28 miembros, incluidos siete Estados miembros de la UE. Ser miembro permite asegurar la protección de las denominaciones de origen a través de un solo registro. Esto significa que, una vez que la UE se convierta oficialmente en miembro, todas las indicaciones geográficas de la UE pueden, en principio, obtener protección rápida, de alto nivel e indefinida frente a otros miembros.
Tras la adopción por el Consejo el 7 de octubre, se procederá a la publicación en el Diario Oficial y entrarán en vigor 20 días después de esta. Tres meses después, la UE se unirá oficialmente.