El pasado 12 de marzo agricultura de la Comunitat Valenciana anunció que había registrado nuevos positivos de Xylella en la zona norte de Alicante, además, el Ministerio de Agricultura ha manifestado su apoyo a las medidas llevadas a cabo por esta comunidad. Mientras la UE pide más contundencia a España en las medidas tomadas para erradicar la enfermedad.

En una reunión celebrada el pasado 12 de marzo y presidida por la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, la Conselleria ha informado a las organizaciones agrarias, cooperativas, operadores y viveristas de la Comunitat Valenciana de la novena actualización de los datos de afección de la Xylella Fastidiosa en la provincia de Alicante.

Asimismo, se ha informado de las medidas adoptadas como consecuencia de los nuevos positivos que mantienen el área acotada en las anteriores actualizaciones.

En la reunión han participado el secretario autonómico de Agricultura, Francisco Rodríguez Mulero y el director general, Roger Llanes, los cuales han detallado los datos sobre esta enfermedad vegetal a los representantes de AVA, La Unió, UPA, COAG, Cooperatives Agroalimentàries, Comité de Gestión de Cítricos y ASFPLANT. Se han explicado que en la zona afectada continúan las tareas de vigilancia mediante prospecciones y muestreos.

Los últimos positivos se encuentran dentro de la actual zona demarcada, son de la misma subespecie múltiplex y se vuelven a corresponder principalmente con plantaciones adultas de almendro. No obstante, por primera vez se ha dado el caso de ejemplar de albaricoquero infectado. Se trata de un ejemplar aislado, rodeado por almendros afectados por Xylella, lo que evita que pueda extenderse a más unidades de la misma especie.

De igual manera, se han vuelto a detectar casos de esta enfermedad en ejemplares de arbustos y plantas florales como la ‘Polygala Myrtifolia’, el ‘Helichrysum Italicum’ y el ‘Phagnalo Saxatile’.

El área demarcada se ha ampliado hacia el este y noroeste pasando de las 87.832 hectáreas de la anterior actualización a las 101.003 ha actuales. Las parcelas afectadas se sitúan en los términos de Alcalalí, Benissa, Calp, Faxeca, Famorca, La Vall d’Alcalà, Llíber, Parcent, Tàrbena, Xaló i, com a novetat, Teulada, Xàbia, Dénia y Poble Nou de Benitachell.

Durante 2018 se han tomado 12.517 muestras vegetales, 7.600 dentro de la zona demarcada y 4.829 fuera de esta. En los análisis efectuados hasta el momento se han registrado 231 positivos y 6.065 negativos.

Conforme al Plan de Contingencia y la normativa aplicable, se están adoptando medidas fitosanitarias de erradicación y control, en aplicación de la Ley 43/2002 de Sanidad Vegetal y la Decisión de ejecución (UE) 2015/789 de la Comisión.

Al mismo tiempo, el pasado 14 de noviembre, la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha recibido una respuesta clara de respaldo del Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, a la actuación de la Generalitat en materia de erradicación y control de la ‘Xylella Fastidiosa’ ante el brote que afecta a cultivos de La Marina Alta y Baja y parte de El Comtat.

 

Elena Cebrián ha recordado que estas actuaciones se hacen en cumplimiento estricto de la normativa europea, estatal y del propio plan de Contingencia de la Comunitat Valenciana. Elena Cebrián ha insistido en que las actuaciones de la Generalitat constituyen una obligación y no una opción.

También ha destacado que el sector agrario valenciano, los operadores y los productores de plantas de vivero han estado informados en todo momento de las actuaciones y resultados y han manifestado su apoyo a la Conselleria en la lucha contra la Xylella.

Por otra parte, ante las manifestaciones vertidas desde algún estado miembro, como Bélgica e Italia respecto a determinados viveros o productores de material vegetal españoles, la consellera ha pedido que se traslade el malestar de la Generalitat al Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, dentro del máximo respeto institucional y tratándose de una cuestión de ámbito comunitario y de tanto calado como es la aparición de la Xylella, una plaga considerada de cuarentena.

En defensa del sector agrario valenciano ante enfermedades tan graves como las que puede causar la Xyllela en los cultivos y el entorno forestal mediterráneo, la consellera ha subrayado que se trata de una cuestión que no entiende de fronteras administrativas ni de colores políticos, y por ello es preciso trabajar de forma unida y leal.

La consellera ha planteado el tema en uno de los puntos del orden del día dedicado a la sanidad vegetal, dentro de la reunión preparatoria para el Consejo Europeo del próximo día 19. Ha insistido en la importancia de prevenir, de mejores y mayores controles fitosanitarios en frontera, en particular al material vegetal y ornamental así como la necesidad de agilizar las autorizaciones de nuevos productos fitosanitarios, compatibles con los requisitos actuales medioambientales, de producción ecológica, etcétera.

Además, una auditoria elaborada por la Comisión Europea el pasado mes de marzo que ha hecho pública la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria, considera que España debería tomar medidas más contundentes de erradicación de esta enfermedad, ya que su riesgo de propagación en muy elevado En la auditoría se evalúa la situación en olivos, viñedos y árboles frutales, y que ya se ha detectado en Islas Baleares, Alicante y la Comunidad de Madrid.