61 bodegas de Rioja se han dado cita esta mañana en la sede del Consejo Regulador para echar a andar su Plan “MICE”, una iniciativa de turismo de negocios cuyo objetivo es favorecer la comercialización del producto de las bodegas de la Denominación.

Dentro del plan de promoción del Consejo Regulador, el departamento de marketing y comunicación continúa desarrollando diversas iniciativas con objetivo de seguir mejorando y promocionando el enoturismo de calidad de nuestra Denominación.

Por ello, dentro de la línea de trabajo de impulso de la actividad enoturística en las bodegas, el 10 de julio ha dado comienzo el Plan Eno MICE, una iniciativa cuyo objetivo es favorecer la comercialización del territorio de las bodegas de la Denominación y que permitirá el desarrollo de un manual de trabajo para un posterior encuentro comercial con una selección de profesionales de agencias y portales de intermediación del ámbito de los negocios.

Durante la sesión formativa, en la que se han dado cita 61 bodegas de la Denominación, la experta en turismo empresarial, Alicia Estrada, ha explicado las bases de un plan 360º que arranca con una píldora de formación y que se verá completada con la elaboración de un manual de trabajo. Tal herramienta servirá para presentar la oferta enoturística del destino a los profesionales de la industria a través de actividades generadoras de negocio como un FAM TRIP de agencias especializadas en octubre y un posterior encuentro en el mes de noviembre con “event planners” de las industrias más punteras.

José Luis Lapuente, director general del Consejo Regulador, ha abierto la sesión subrayando «la gran acogida que ha recibido la actividad por parte del sector bodeguero y ratificando así los datos que arroja el monitor de Rioja sobre el fenómeno enoturístico de la región, Denominación que ofrece un destino turístico ya maduro y de alta calidad, y que se traduce en un impacto socio económico de 166 millones de euros en la Denominación, del que más de 55 millones se genera en las bodegas.

Alicia Estrada ha destacado la importancia de un proyecto de tales dimensiones y ha desgranado el nicho especializado que supone el MICE en España, animando a las bodegas a darse a conocer ya que, actualmente, «el sector corporativo conoce poco, o nada, el mundo del enoturismo y por lo tanto el potencial de negocio para las bodegas de una Denominación referente como es Rioja es enorme y es el momento perfecto para profesionalizarlo». Estrada ha puntualizado «cómo Rioja ha demostrado ser capaz de enamorar al visitante vacacional con paisaje, arquitectura, historia y gastronomía en un ámbito en el que ya recibe más de 810.000 visitas a bodega al año, y ahora se abre la oportunidad de trabajar de manera diferente el turismo corporativo”. La experta ha señalado “la importancia de que al hablar a este público en concreto, las bodegas deben saber adaptar su mensaje y realizar un mayor énfasis en aspectos diferenciales y atractivos, así como la sostenibilidad o la responsabilidad social corporativa, para dar a conocer el destino como región referente en ofrecer turismo de máxima calidad