La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas participó en el primer congreso de denominaciones de origen de la Unión Europea (UE), celebrado el 22 de noviembre en Bruselas y organizado por la European Federation of Origin Wines (EFOW). De este encuentro y del informe presentado por Ismea sobre el mercado del vino hablamos en el Especial que sobre exportación e innovación en el sector vitivinícola publicará en breve MVD.

En el primer congreso de la European Federation of Origin Wines (EFOW) los participantes mostraron los buenos resultados del sector del vino con D.O. de la UE en la última década. El evento promovió un oportuno debate para contribuir a realizar una valoración de las medidas de la Política Agrícola Común (PAC) aplicables al sector del vino, que la Comisión Europea está comenzando a valorar también con vistas a las negociaciones para la reforma de la PAC post-2020.

El debate concluyó con la evaluación positiva en términos globales de los instrumentos de la política vitivinícola de la UE y dio a conocer los cambios que son necesarios para reforzar el desarrollo económico del sector a juicio de las denominaciones de origen de los grandes países productores (Francia, España, Italia y Portugal).

ISMEA, el Instituto Italiano de Mercados Agrícolas, presentó un estudio sobre el sector del vino de la Unión Europea. El informe muestra que el sector ha disfrutado de un periodo de continuo crecimiento y ha aportado mucho valor añadido. Además, aporta evidencias de que, en comparación con otros sectores agrícolas, el sector del vino europeo –y en particular los vinos con indicación geográfica– han tenido mejores resultados en los años de crisis económica. Esto se explica por una combinación de calidad y tradición, representada por las zonas productivas de las DD.OO., así como por las continuas innovaciones de los operadores europeos y por las políticas vitivinícolas específicas de la UE, que ofrecen un marco positivo en el que poder crecer.

Por su parte, el David Palacios, presidente de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas se ha mostrado “muy satisfecho de que España haya participado en este congreso con una de las delegaciones más numerosas, señal inequívoca de que las denominaciones de origen españolas apuestan y contribuyen a la unidad de acción y de criterio de las DD.OO. de la Unión Europea, entre otras cosas, para seguir promoviendo el modelo de figuras de calidad europeo, que tan buenos resultados está proporcionándole al sector del vino y que es el que permite que en un mundo globalizado y con tanta oferta, el vino de la UE pueda competir vía diferenciación, así como también para seguir trabajando con las instituciones de la UE para que se garantice un mejor acceso a los mercados de terceros países a nuestras bodegas”.

El presidente de EFOW, Bernard Farges, expresó su satisfacción por los resultados de este congreso y del vino europeo: “Los vinos europeos con indicación geográfica están más fuertes que nunca. Estamos unidos en nuestra diversidad y tenemos grandes historias que contar. En general, el sector vitivinícola de la UE – y los vinos con IG en particular- gozan de muy buena salud hoy en día. Sin embargo, debemos permanecer vigilantes, dado que venimos viendo recientemente, y también en anteriores ocasiones, de forma recurrente, como condiciones climatológicas extremas afectan negativamente a algunas de nuestras zonas de producción. Teniendo esto en cuenta, hemos de continuar centrados en los vinos de calidad y seguir mejorando nuestra competitividad para preservar nuestro posicionamiento único en el mercado”.