Según los datos del Informe de Comercio Exterior 2018 publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, España se mantiene como cuarto país exportador de la UE de este tipo de mercancías, abarcando una cuota de exportación de un 8,8%, levemente superior a la de 2017, solo superada por Países Bajos, Alemania y Francia. En cuanto al grupo de Bebidas ha tenido cifras muy positivas y dentro del mismo el subgrupo de vinos y mostos sus exportaciones representan el 69% de las exportaciones y el 10% de las importaciones del grupo.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado el Informe Anual de Comercio Exterior 2018, un análisis pormenorizado y actualizado de las principales magnitudes e indicadores, que permiten conocer en profundidad la situación actual del comercio exterior del sector agroalimentario. Sus datos constatan el incremento de las exportaciones del sector agroalimentario que alcanzaron en 2018 los 50.349 millones de euros, con un aumento del 0,6 % respecto a 2017.

Por su parte las importaciones supusieron 38.364 millones de euros, con un incremento de 0,6 % respecto al año anterior, resultando un saldo de 11.984 millones, con un leve aumento del 0,3 % con respecto al periodo anterior.

El informe, que se estructura en tres bloques, estudia en el primero de ellos las principales cifras del comercio exterior agroalimentario en su conjunto, destacando la aportación del sector agroalimentario, que supuso el 17,7 % de las exportaciones del conjunto de la economía nacional.

España se mantiene así como cuarto país exportador de la UE de este tipo de mercancías, abarcando una cuota de exportación de un 8,8%, levemente superior a la de 2017. Una cuota solo superada por Países Bajos, Alemania y Francia.

El principal socio comercial de España sigue siendo la UE, mercado al que se destina el 73% de las mercancías agroalimentarias, suponiendo un montante de 36.901 M€ (0,2% más que en 2017).

Las exportaciones agroalimentarias han crecido un 97,5 % en los últimos 10 años, una tendencia claramente positiva-

Grupo de Bebidas

El comercio exterior del grupo Bebidas tiene un sentido tradicionalmente exportador. Durante el período 2009-2018, se puede decir que con carácter general hay un considerable incremento en las exportaciones y una cierta contención en las importaciones en torno a 1.700–1.800 M€, desde el año 2010.

En 2018, el saldo ha alcanzado los 2.539,32 M€, lo que supone el record máximo y consiguiendo por quinta vez consecutiva superar la barrera de 2.000 M€.

Entre 2008 y 2018, las ventas de bebidas al exterior en valor han subido un 65,1%, mientras que las importaciones, únicamente han aumentado en un 20%, circunstancia que ha provocado que el saldo se haya pasado de 1.107,49 M€ en 2009 a los citados 2.539,32 M€, con una subida del 129,3%.

Si consideramos los volúmenes, también se han producido grandes incrementos. Así en las exportaciones se ha pasado de 2.503.749 t en el año 2009 a 3.472.096 t en el año 2018, con una subida del 38,7%. En importaciones la subida ha sido del 32,6%, al pasar de 1.014.455 t en 2009 a 1.344.744 t en 2018.

Las exportaciones se dirigen principalmente a la UE-28, ya que actualmente éstas suponen el 59% del total, sin embargo en el año 2009, este porcentaje era mucho mayor, el 69%, lo que indica un esfuerzo por conseguir una mayor dispersión geográfica.

Por su parte las importaciones provienen actualmente en un 81% de UE-28, mientras que en el año 2009 el porcentaje era del 86%.

Vino y Mosto

El Vino y Mosto (2204) es un subgrupo, donde el comercio exterior viene determinado en gran medida por el devenir de sus exportaciones. La exportación del subgrupo representa el 69% de las exportaciones y el 10% de las importaciones del grupo.

El vino y mosto tiene una histórica tradición exportadora y siempre han presentado saldos positivos, aunque con variaciones anuales. De hecho, las importaciones apenas suponen el 7% de las exportaciones.

El valor de las exportaciones en el período estudiado se ha incrementado un 15,1% en 2018 respecto a 2014, llegando a 2.957,91 M€, de una forma lineal.

Las magnitudes de los volúmenes de exportación son muy grandes, estando en los cinco últimos años siempre por encima de 2.000.000 t. Aun así, en el período estudiado, 2014-2018, se ha producido una caída del -13,0% de dichos volúmenes, desde las 2.365.849 t del año 2014, a las 2.057.595 t del año 2018.

La evolución de las exportaciones con respecto al año 2017, ha sido más favorable, con un incremento del 2,5% en valor, y con una bajada del -13,0% en volumen, lo que conlleva una subida del precio medio de exportación del 17,8%.

Como consecuencia de todas estas cifras, el precio medio de exportación a lo largo del periodo ha evolucionado al alza, pasando de 1,09 €/kg en 2014 a 1,44 €/kg en 2018.

Por su parte el valor de las importaciones tuvo una mejora del 45,2% en 2018 frente a 2014. Los volúmenes de importación son muy pequeños comparados a los de exportación, pero han aumentado; así en el período estudiado, la subida ha sido bastante considerable, del 96,0%, pasando de 51.276 t en 2014 a 100.496 t en 2018.

La evolución de las importaciones con respecto al año 2017, también ha sido positiva, con un incremento del 15,2% en valor, y una subida del 64,6% en volumen, lo que conlleva una caída del precio medio de importación del 30,0%.

El precio de importación, comparando el año 2014 con el año 2018, ha disminuido de forma notable, un -25,9% desde 2,91 €/kg en 2014 a los 2,16 €/kg de 2018. Actualmente, el precio de importación (2,16 €/kg) es el 150% del precio de exportación (1,44 €/kg).

Los altos precios de las importaciones de vinos nos indican que en gran parte, se trata de productos de calidad. Frente a esta realidad, el precio medio de exportación, que es mucho más bajo, es consecuencia que un porcentaje significativo de las mismas se producen mediante graneles.

Aunque como ya hemos indicado en referencia a los datos de exportación del último año, los datos son optimistas, la mejora de los precios exportados, sigue siendo una asignatura pendiente del sector.