En 2017, la facturación total de Champagne estableció un récord de 4.900 millones de euros. Esto se debe principalmente al crecimiento de las exportaciones (2.800 millones de euros, un 6,6% más que en 2016); y, a pesar de que el mercado francés se ha mantenido estable en 2.100 millones de euros, otros mercados han aumentado notablemente, según datos del Bureau du Champagne (Comité Champagne).Estados Unidos se mantiene como el principal mercado de exportación en valor (586 millones de euros), un aumento del 8,5%, seguido de Reino Unido que sigue viéndose afectado negativamente por el efecto «Brexit», con una caída de las ventas del 5,7% y una disminución notablemente marcada del volumen (un 11% menos).

Japón se ha consolidado en tercer lugar gracias al fuerte crecimiento tanto en valor (21,3%) como en volumen (17,6%). La imagen es más heterogénea en Alemania (cuarto puesto) donde la facturación ha aumentado un 1,7%, pero los volúmenes han disminuido ligeramente (un 0,8%). Finalmente, Italia registró un crecimiento del 9.7% en valor.

Asia es uno de los continentes con mayor rendimiento (15.5% en volumen y 19.2% en valor). El triángulo chino (China continental, Hong Kong y Taiwán) se destaca con un crecimiento particularmente dinámico (aumento del 26,7% en valor). Las exportaciones a Corea del Sur también son impresionantes (un aumento del 39,5% en valor), con ventas que superan la marca de un millón de botellas por primera vez.

Tras una desaceleración en 2016, el continente africano está repuntando (un aumento del 7% tanto en volumen como en valor) con un retorno al crecimiento en Nigeria (un 24,7% en volumen y un 18,4% en valor).

En Oceanía, las ventas a Australia continúan creciendo (hasta un 23% en valor) a pesar de un tipo de cambio ligeramente menos favorable, mientras que el mercado de Nueva Zelanda también está en alza (un aumento del 12,9% en valor).

En Europa, excluyendo Francia, los valores de exportación han subido un 3,9%, exceptuando Escandinavia que ha visto aumentar las importaciones en más del 9% en términos de valor.

En comparación con 2016, cuando el crecimiento de la facturación estuvo impulsado por la diversificación de los vinos, los mercados en los que Champagne disfruta de un alto nivel de valorización han generado buenos rendimientos, lo que explica el nuevo récord establecido en 2017 gracias en particular a Estados Unidos, Japón y Australia.