La clave está en la comercialización de los productos de alimentación, que ha crecido un 1,4%.

Las ventas en las grandes superficies de Andalucía, descontando el efecto de la inflación y considerando la serie corregida de efectos estacionales y de calendario, registró en julio un aumento del 0,6% respecto al mismo mes del año anterior, según la información proporcionada por el Índice de Ventas en Grandes Superficies de Andalucía (IVGSA) que mensualmente elabora el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

Diferenciando por grupos, la compra por parte de los consumidores de productos de alimentación creció un 1,4% y las del resto de productos no variaron.

En la serie original (sin tener en cuenta el dato de la inflación y otras correcciones), la comercialización total en las grandes superficies andaluzas aumentó un 3,5% respecto al mismo mes del año anterior y desglosando por tipo de productos, la referida a alimentación se incrementó un 4,1% y las del resto de productos, un 2,8%.

Si se consideran sólo los establecimientos no especializados, el volumen de ventas en las grandes superficies en julio de 2019 (volviendo a descontar el efecto de la inflación y considerando la serie corregida de efectos estacionales y de calendario) aumentó un 0,7% respecto al mismo mes del año anterior.

En la clasificación diferenciada por grupos, la salida de productos de alimentación aumentó un 1,3% y las del resto de productos un 0,4%.

La serie original registró un alza del 3,8% respecto a julio de 2018 y por productos, los de alimentación aumentaron un 4,1% y el resto, un 3,6%.