La sede de la Rioja Alta en Haro acogió uno de los encuentros internacionales más importantes para el sector vinícola español: el IX Encuentro Anual del Mercado Británico del Vino, organizado por la Fundación para la Cultura del Vino.

IX Encuentro Mercados Británicos del VinoLa Fundación para la Cultura del Vino reunió en la sede de la Rioja Alta, en Haro, a expertos españoles e internacionales para afrontar la situación del mercado del vino en su IX Encuentro Anual dedicado, este año, al Mercado Británico del Vino.

El tema central de las ponencias fue las oportunidades para los vinos españoles a nivel nacional e internacional. Desde esta perspectiva, los expertos analizaron las características y potencial de la venta de los vinos en cada uno de los segmentos del mercado británico como primer mercado de exportación para los vinos españoles envasados con DOP.

Durante la jornada se conoció en profundidad la situación del mercado británico con representantes del sector como Berry Brothers, Justin Howard-Sneyd o Sarah Jane Evans, Vicepresidenta del Masters of Wine. Pedro Ballesteros, el único Master os Wine español, declaró que «nuestros vinos no se tienen que comparar a otros sino que deben seguir perseverando sin complejos. «el gran reto, a nivel de imagen y marca, es hacer vinos de gran calidad en cantidades relevantes que les permita tener visibilidad en los puntos de venta mundiales y estar entre las listas de lo vinos del mundo de alta gama», confesó Ballesteros.Los ponentes, en general, pusieron de manifiesto la gran calidad y diversidad de los vinos españoles, así como su potencial e imagen en su cuota de mercado

Los ponentes, en general, pusieron de manifiesto la gran calidad y diversidad de los vinos españoles, así como su potencial e imagen en su cuota de mercado

Durante la jornada se conoció en profundidad la situación del mercado británico con representantes del sector como Berry Brothers, Justin Howard-Sneyd o Sarah Jane Evans, Vicepresidenta del Masters of Wine. Pedro Ballesteros, el único Master os Wine español, declaró que «nuestros vinos no se tienen que comparar a otros sino que deben seguir perseverando sin complejos. «el gran reto, a nivel de imagen y marca, es hacer vinos de gran calidad en cantidades relevantes que les permita tener visibilidad en los puntos de venta mundiales y estar entre las listas de lo vinos del mundo de alta gama», confesó Ballesteros.

Los ponentes, en general, pusieron de manifiesto la gran calidad y diversidad de los vinos españoles, así como su potencial e imagen en su cuota de mercado. Además, destacaron algunas ideas y retos para posicionarlos mejor en el mercado aprovechando las oportunidades que representan.

La conclusión final de esta jornada se esbozó bajo la patente necesidad de seguir apostando por la calidad, tipicidad y versatilidad de los vinos españoles a través de una mayor inversión en marketing y comunicación, para crear vinos y marcas españolas de alta calidad pero con un mensaje diferenciador que, además, potencie el enoturismo. Una idea bastante completa y, siendo realistas, algo complicada de llevar a cabo.