Mercados del Vino y la Distribución ha entrevista a Xavier Gramona, presidente de AVEC, (Asociación de Viticultores y Elaboradores CORPINNAT).

MVD. Ustedes han sido pioneros creando la primera zonificación privada de España, un hecho histórico. ¿Qué les impulsó a romper la larga tradición de zonificaciones oficiales?

Xavier Gramona. El hecho de que el CRC y el Ministerio con el que se relaciona negaran sistemáticamente la posibilidad de crear sub zonas. Los integrantes de Corpinnat creemos que la zonificación es un primer paso indispensable para ordenar el viñedo de cava y para conseguir un respeto definitivo de la comunidad internacional del vino.

MVD. ¿Qué ventajas y desventajas tiene la opción de la zonificación privada?

X. G. Se ha podido acordar con relativa rapidez, teniendo en cuenta que se han empleado dos años de estudios geográficos, geológicos, climatológicos, edafológicos, urbanísticos e históricos. Para que se cree un efecto en cadena en otras zonas lo idóneo sería que estuviéramos coordinados en o por un organismo, cobrando así mayor sentido el conjunto.

MVD. ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Para qué la crean?

X. G. Dignificar la tierra, los vinos, el trabajo de las gentes y la historia de nuestro territorio. Dar a conocer al mundo que aquí se hacen vinos irrepetibles de gran calidad que reflejan un paisaje y un carácter únicos. Y así hacernos un lugar entre los grandes vinos del mundo, siempre reconocidos por su origen.

MVD.  ¿Creen ustedes que cuentan con la suficiente capacidad en comunicación como para consolidar una marca tan novedosa?

X. G.  El mercado está ávido de noticias positivas relativas a la calidad, a la exigencia y a la información sobre la misma. No creo que necesitemos demasiados cartuchos para que se nos conozca lo necesario.

MVD. ¿Puede una nueva marca colectiva puede perjudicar al conjunto?

X. G. No si el conjunto toma buena nota y encuentra todas las sinergias que le ofrecemos. Hemos creado Corpinnat para el territorio y para el cava. Esperemos que éste sepa digerirlo y lo convierta en un input tan potente como puede llegar a ser.

MVD. ¿En que medida las desavenencias y conflictos que se han producido en la D.O.Cava les ha impulsado a dar este paso?

X. G. Evidentemente, en total medida. No sólo conflictos, si no que las distintas decisiones tomadas en el seno de las mayormente mayores empresas del sector y que perjudican el discurso positivo que por otro lado se intenta, así como la incapacidad de la institución pertinente de frenar las iniciativas colectivas y privadas que perjudican la mejor imagen del cava.

MVD. ¿Hay experiencias extranjeras semejantes?

X. G.  La VdP alemana tiene más de 100 años. Y fue un antes y un después del vino alemán. los Italianos también han sido rápidos y sagaces en las últimas décadas. Y ahí están.

MVD. ¿Cuáles son sus expectativas en cuanto al número de bodegas a un año vista?

X. G. Suelo abstenerme de previsiones. Estamos abiertos a quien entienda el concepto, y por ello hemos marcado unos periodos de adaptación generosos. Sumamos hoy algo más de 2 millones de botellas y calculamos que unos 10 mill del sector podrían llegar a cumplir los requisitos de calidad si se lo propusieran y con sacrificios de costes aceptables a medio plazo.