Los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha han recibido ya 573,4 millones de euros en pagos directos de la Política Agrícola Común. Francisco Martínez Arroyo ha destacado que estos abonos y anticipos generan “confianza” en el sector y ha vuelto a manifestar la postura en contra del Ejecutivo regional frente a la propuesta de recortes de la PAC planteada por la Comisión Europea.

El Gobierno regional, a través de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, ha procedido al ingreso hasta el momento de 8,5 millones de euros a un total de 793 viticultores a través de la línea de reestructuración del viñedo, todos aquellos que han finalizado los trabajos y han solicitado la certificación de los mismos. El último pago se ha realizado por parte del Ejecutivo regional este mismo viernes en las cuentas de 70 viticultores, un total de 723.000 euros por la reestructuración de sus parcelas de viñedo.

En esta línea, desde el Ejecutivo regional se priorizan los planes presentados por mujeres, proyectos de titularidad compartida, y de aquellos viticultores que lleven su uva a bodegas que diferencien el pago de la uva en función de la calidad.

Estas ayudas han ido a parar a más de 2.000 hectáreas de superficie viñedo, 821 en la provincia de Cuenca; 455 en la de Albacete; 413 en la de Ciudad Real y 321 hectáreas en la provincia de Toledo.

Además, el 11 de mayo el Gobierno regional ha inyectado en las cuentas de 1.089 ganaderos de vacuno de carne de la región, 3,9 millones de euros en concepto de ayudas acopladas de la Política Agrícola Común (PAC).

De esta forma, desde el inicio de campaña, los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha han recibido ya 573,4 millones de euros en pagos directos de la PAC, 546 en concepto de ayudas desacopladas (pago básico, pago verde y pago de jóvenes agricultores) y 27,4 millones de euros en ayudas acopladas (ayuda extra para sectores con más dificultades, fundamentalmente los ganaderos de la región).