Los 84 viñedos singulares de la D.O.Ca. Rioja suman 155 hectáreas y conforman las viñas más especiales de la denominación que cuenta con un total de 65.000 hectáreas.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha ensalzado en el acto de reconocimiento a los 84 viñedos singulares dentro de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, el trabajo y la dedicación de los viticultores que reciben esta distinción al orientar su labor hacia la “máxima calidad”.

Ha calificado el cuidado de estas viñas como “una apuesta por la calidad y la autenticidad”. Se trata de unos viñedos que suman cerca de 155 hectáreas, las viñas “más especiales” de las cerca de 65.000 hectáreas que conforman la D.O.Ca. Rioja.

Este reconocimiento “a la excelencia” se entrega a viñedos históricos, en muchos casos centenarios, ubicados en lugares de difícil acceso y cultivados sin una finalidad económica. Unas viñas que dan como resultado unos vinos con peculiaridades únicas y que responden, según el ministro, a las nuevas demandas de los consumidores que quieren conocer con precisión el lugar de origen de la uva y la singularidad de su proceso de elaboración.

El ministro ha asegurado que siempre apoyará iniciativas que apuesten por la excelencia de nuestros vinos, que son un emblema de nuestro país y que abren fronteras. A pesar de las dificultades que atraviesa el sector en estos momentos por los problemas comerciales, nuestra esperanza es superarlos a través de la valorización, el reconocimiento y haciendo bien las cosas.

En este sentido, el reconocimiento de estos 84 viñedos singulares muestra la buena dirección con la que funciona esta denominación de origen, fundada en 1925, la más antigua de España.

Finalmente, Planas ha agradecido al presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja la celebración de este acto de valorización de los 84 viñedos singulares de esta denominación.