El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha afirmado en la clausura del 40 aniversario de la FEV, que la decisión adoptada por el departamento de Comercio norteamericano sobre la aceituna de mesa española “es una medida injusta porque no tiene ningún fundamento ni económico ni técnico, y preocupa porque puede poner en tela de juicio las normas de funcionamiento del comercio internacional. Un tema de gran transcendencia ya que hay muchas voces que comienzan a preguntarse si detrás de la aceituna de mesa no vendrán aranceles para otros productos, como por ejemplo, el aceite de oliva.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de intervenir en la clausura del 40 aniversario de la Federación Española del Vino, el ministro ha anunciado que planteará esta situación en el Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea, que se celebrará hoy lunes en Luxemburgo, ya que, no solo afecta a los agricultores españoles, sino que puede poner en tela de juicio el conjunto de la Política Agrícola Común.

Paralelamente, ha informado Planas, la ministra de Industria, Comercio y Turismo tratará el tema con la Comisaria de Comercio de la UE. “Esta actuación combinada del Gobierno ante la Comisión Europea, que representa los temas comerciales de la Unión Europea, permitirá hacer llegar nuestro punto de vista para poder tener influencia antes de la adopción de la decisión definitiva, el próximo 24 de julio” ha señalado el ministro, ya que “una acción unilateral de este carácter, no puede quedar sin respuesta”.

También ha anunciado que se reunirá la próxima semana con el sector para manifestarles el apoyo del Gobierno y su disposición para llevar a cabo todas las medidas que sean necesarias para defender sus legítimos intereses.

Por otra parte, el ministro ha indicado que ya ha coordinado posición sobre el tema con el Consejero de Agricultura de Andalucía, y que se abordará esta situación en el Consejo Consultivo de Agricultura que se celebra mañana en la sede del Ministerio.