En la última semana más de 50.000 personas han participado en las protestas convocadas por ASAJA, COAG y UPA en catorce puntos de siete comunidades autónomas. El “rotundo éxito” de las convocatorias demuestra el hartazgo del campo. “Es un clamor que no puede ser ignorado”, aseguran los organizadores. Ante la inacción de Gobiernos e instituciones, las protestas continuarán la próxima semana en distintas zonas de España. Una de las últimas manifestaciones se produjo el día 14 de febrero, en Valencia.

Más de 20.000 agricultores y unos 1.000 tractores han colapsado el pasado 14 de febrero el centro de Valencia en la mayor respuesta del sector agropecuario de la Comunidad Valenciana durante este siglo, para exigir precios justos para sus producciones y denunciar la demagogia y el engaño de las políticas vacías que han llevado a una situación límite, según AVA-ASAJA. Una manifestación más de los agricultores, que reclaman cambios en el sistema agrario y la cadena alimentaria.

La tractorada-manifestación, convocada por las organizaciones profesionales agrarias que forman parte de ASAJA en la Comunidad Valenciana –la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), ASAJA Alicante-Jóvenes Agricultores y la Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castellón (FEPAC-ASAJA)–, La UNIÓ de Llauradors i Ramaders y la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos del País Valencià (UPA-PV); así como con el apoyo de Cooperatives Agro-alimentàries y centenares de Ayuntamientos y entidades sociales, ha partido a las 11.00 horas desde la Plaza de San Agustín con el clamor unánime y la pancarta con el lema: «Basta de engañar a los agricultores y ganaderos».

Esta movilización viene a sumarse a la oleada sin precedentes de protestas y manifestaciones del sector agrario que se están sucediendo en multitud de comunidades autónomas españolas desde que comenzara el año, como muestra de la situación crítica que atraviesan los agricultores y ganaderos y en reclamo a las distintas administraciones de medidas a corto, medio y largo plazo que garanticen una rentabilidad digna para los productores valencianos.

Durante más de tres horas los manifestantes gritaron consignas como: “Queremos futuro”, “SMI, los agricultores también tenemos derecho a un salario mínimo por nuestros productos”; “No a la entrada de productos de terceros países en plena campaña”; “Menos agricultura, Más despoblación; “Precios mínimos en campo ¡YA!”; “La lucha contra el cambio climático comienza en el campo”; “Nosotros damos comida, los políticos nos matan de hambre”; “Mientras los políticos divagan los agricultores se mueren”; “Sin agricultura no hay futuro en los pueblos”; o “Menos demagogia política y más precios dignos”.

Entre las reivindicaciones cabe destacar la revisión de la Ley para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, crear un Observatorio de Precios y que se persiga la venta a pérdidas en la Ley de Comercio Minorista; presupuesto suficiente para cubrir las necesidades de las personas aseguradas en el sistema de seguros agrarios y la implantación de un seguro de costes/ingresos agrarios, entre otras cosas.

En la última semana más de 50.000 personas han participado en las protestas convocadas por ASAJA, COAG y UPA en catorce puntos de siete comunidades autónomas. El “rotundo éxito” de las convocatorias demuestra el hartazgo del campo. “Es un clamor que no puede ser ignorado”, aseguran los organizadores. Ante la inacción de Gobiernos e instituciones, las protestas continuarán la próxima semana en distintas zonas de España.