El juzgado de Instrucción de Madrid en Auto del 9 de noviembre del 2019 sobresee el procedimiento correspondiente a la querella interpuesta por Alejandro Fernández contra la sociedad Alejandro Fernández Tinto Pesquera S.L, por presunto delito contra la propiedad industrial e infracción de sus derechos marcarios.

Según el juez, Fernández no ha podido acreditar la existencia de engaño alguno, pues “no se le comunicaron a tiempo las órdenes de modificación de las marcas por la entidad Alejandro Fernández Tinto Pesquera S.L”. Además, para el juez que ha sobreseído la querella interpuesta por Alejandro Fernández, las marcas reseñadas en resolución se encuentran desistidas y apenas existen diferencias entre los nuevos registros y los anteriores. “No se trata en esencia de unos nuevos registros y sí de simples modificaciones según se informa en la Oficina Española de Patentes y Marcas”, describe el auto.

Según refleja el auto, Fernández pedía “la cesación del uso de las marcas idénticas o similares a las que son de titularidad suya·».

De nuevo, dado que se ha sobreseído la querella, este proceso ha sido simplemente un intento más por parte de Alejandro Fernández y su hija Eva de judicializar un conflicto familiar.

Familia Fernández Rivera se ha consolidado como una empresa en la que cada unidad de negocio tiene personalidad y protagonismo propios. Las bodegas Tinto Pesquera, Condado de Haza, Dehesa de la Granja y El Vínculo, y el Hotel AF Pesquera conforman la estructura de un grupo que aspira a seguir siendo un referente en el sector enológico español e internacional.