El nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, defiende una negociación de la PAC que permita apoyar una agricultura y ganadería moderna, productiva y competitiva. Además, señala que hay que seguir abriendo puertas al sector agroalimentario e integrarlo en la revolución digital y afirma que la labor de diálogo con las organizaciones representativas de los diferentes sectores estará siempre presente en su trabajo.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha agradecido, el pasado viernes en su toma de posesión, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la confianza otorgada para dirigir la nueva cartera, ya que, ha afirmado “para mí, la agricultura, la alimentación y la pesca no son un conocimiento, son una pasión”.

Su agradecimiento lo ha hecho también extensivo a la ministra saliente y a su equipo, por la eficacia del trabajo desarrollado en la defensa de los intereses de España que, ha añadido, debe ser continuado y, si es posible, mejorado.

Luis Planas que ha recibido la cartera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de manos de su predecesora en el cargo, Isabel García Tejerina, ha destacado tres puntos en su futura gestión. Por una parte la negociación de la Política Agraria Común que ya está en marcha y que, ha subrayado, hay que gestionarla bien para los intereses de los agricultores y ganaderos, de forma que se pueda apoyar una agricultura y ganadería moderna, productiva y competitiva.

En relación con el sector agroalimentario, Planas ha señalado que hay que seguir abriéndole puertas e integrarlo plenamente en la revolución digital y en los cambios que se están produciendo.

El ministro ha brindado diálogo con todas las organizaciones representativas de los distintos sectores, y ha apostado por “hacer grandes las coincidencias y pequeñas las diferencias”.

Planas ha finalizado su intervención valorando la labor del conjunto de los funcionarios de los distintos cuerpos, ya que, ha asegurado, “gobierne quien gobierne, siempre estará detrás la garantía profesional y técnica”. A partir de ahí, ha concluido, “estoy encantado de dirigir esta joya de la Administración española, de ser su ministro y espero poder desempeñar mi labor de forma eficaz y próxima”.

Luis Planas nació en el año 1952 en Valencia se licenció en Derecho y aprobó la oposición a la Inspección de Trabajo. En 1982 fue elegido diputado y a partir de ese momento desempeño diversos cargos tanto en España como en Europa.

En 1993 fue consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía y posteriormente consejero de Presidencia. Desde 1999 asume distintos cargos fuera de España.

En 2012 vuelve a España para ser nombrado consejero de Agricultura , Pesca y Medios Ambiente de la Junta de Andalucía y en 2014 se incorpora como secretario general al Comité Económico y Social Europeo.