El pasado 28 de enero se publicó en BOE la resolución por la que se da publicidad a la solicitud de protección e inscripción de la Denominación de Origen Protegida ‘Arabako Mahastiak/Viñedos de Álava», presentada por la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA). Con dicha publicación se inicia el proceso y se abre un periodo de dos meses para presentar alegaciones. Ante estos hechos la D.O.Ca. Rioja, en un comunicado, manifiesta que «La Denominación de Origen Calificada Rioja defenderá hasta el final el patrimonio de todos los inscritos». Al mismo tiempo, la Federación de Cooperativas Agrarias de la Rioja (FECOAR) manifiesta que “jurídicamente, estamos convencidos de que esta propuesta no tiene absolutamente ningún encaje legal, siendo imposible que se cumplan los requisitos que exige la normativa”. Mercados del Vino y la Distribución se puso en contacto con la Inés Baigorri, directora gerente de ABRA, sin obtener hasta el momento ninguna declaración.

En el comunicado emitido por la D.O.Ca Rioja se indica que el pasado 28 de enero han tenido conocimiento a través del BOE de que se ha reactivado la iniciativa planteada ante el Gobierno Vasco para la creación de una Denominación de Origen ‘Viñedos de Álava’, que operaría de manera diferente de la Denominación de Origen Calificada Rioja. La iniciativa se ha consumado en el día de hoy con una publicación en el BOE para la formulación de alegaciones.

Destaca la ausencia de información por parte de la asociación ABRA, la cual –recordemos– cuenta con representación en el seno del Consejo Regulador y participa activamente en sus foros de discusión. Dicha y constante falta de información no ayuda a entender la naturaleza de su comportamiento ni a conocer el respaldo del mismo.

Según fuentes consultadas por el Consejo, los miembros de la propia Asociación tampoco habrían sido informados debidamente de este movimiento, ya que dicha iniciativa no ha sido tratada en asambleas, siendo que ABRA ha pasado por momentos convulsos.

El Consejo, mediante este comunicado, manifiesta su malestar frente a este movimiento, dado que en agosto de 2017 se acordó trabajar en el desarrollo y puesta en marcha de indicaciones geográficas que permitieran una mayor diferenciación de cada una de las zonas y municipios en el etiquetado.

Resulta evidente que, lejos de haber enterrado sus aspiraciones de 2016, algunos operadores dentro de la Asociación han continuado trabajando en aquella misma dirección, que ahora sale a la luz a pesar de los esfuerzos promocionales llevados a cabo para la difusión de las nuevas indicaciones geográficas, sin dar lugar al transcurso del periodo de dos años que se acordó para monitorizar los avances y sin plantear en la mesa eventuales mejoras o motivos de insatisfacción.

Sin ir más lejos, durante el pasado año y dentro de la campaña de promoción de estas nuevas menciones, se han llevado a cabo diversas presentaciones con prescriptores y profesionales, actividades que está previsto continuar en el curso de 2020.

Fernando Salamero, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, ha recalcado la proyección y notoriedad de la marca, «envidiada, admirada e imitada por el resto de regiones del mundo». “Nunca se hubiera querido llegar a este punto, pero la Denominación es única, singular, fuerte y prestigiosa y defenderá, y preservará, hasta el final, con todos los instrumentos y medios políticos y legales, el patrimonio de todos los inscritos”.

Dentro de la misma, apunta el presidente, “existen suficientes herramientas y posibilidades para que cada operador diferencie y comercialice adecuadamente su producto”.

«El Consejo Regulador se moverá en un clima de unión y de defensa, dejando la puerta abierta a aquellos que deseen explorar nuevos caminos fuera de Rioja, con el evidente veto a usar el nombre de Rioja Alavesa en sus vinos” subraya Fernando Salamero.

Por otra parte, FECOAR ante esta publicación ha manifestado que “Jurídicamente, estamos convencidos de que esta propuesta no tiene absolutamente ningún encaje legal, siendo imposible que se cumplan los requisitos que exige la normativa comunitaria para el registro de una nueva D.O.P. La finalidad de la creación de una nueva D.O.P. es poder poner un sello de calidad sobre un producto suficientemente diferenciado de los demás por sus características y su vínculo con una zona geográfica en particular, diferenciación que en este caso es muy difícil de justificar respecto a los productos de la DOCa Rioja.”

Al mismo tiempo, recuerdan que ya en 2017, se tomaron decisiones dentro del propio Consejo Regulador tendientes a poder diferenciarse por el origen de los vinos y, por ende, diferenciarse más dentro de la propia denominación.

“En cualquier caso, si prosperase dicha iniciativa, esto no sería bueno ni para los propios productores y comercializadores de vino, ni para el consumidor, quien recibiría un mensaje confuso que iría en detrimento de la fortaleza existente de la marca Rioja”, continúa FECOAR.

“Cabe subrayar que aquellos actores que pretenden salir de la D.O.Ca. Rioja, y por ende diferenciarse de dicha denominación, son los mismos actores que hasta el día de hoy ha crecido al calor de nuestra marca y sello de calidad”, continúa

El presidente, Fernando Ezquerro, ha declarado que desde FECOAR “respetamos si alguien se quiere marchar de la DOCa Rioja, pero tiene que ser consciente que tendrá que hacerlo con todas aquellas consecuencias que conlleve dicha salida”. Añade que “esta situación genera una tensión innecesaria en un momento en el que estamos debatiendo cuestiones tan importantes como el próximo plan estratégico de la DOCa, y donde debemos de centrarnos en seguir unidos para trabajar en fortalecer una denominación más fuerte frente a un entorno tan globalizado y competitivo.”

Para finalizar, FECOAR manifiesta que “acogemos esta noticia con cierta sorpresa y malestar, y queremos poner de manifiesto nuestro apoyo al Consejo Regulador de la DOCa Rioja, quien en su comunicado al respecto condena cualquier ataque a nuestra denominación y al patrimonio de sus inscritos, promoviendo la singularidad y unidad que existe y debe seguir existiendo dentro de nuestra denominación.”

Si quieres leer el BOE pincha aquí http://www.mercadosdelvino.com/wp-content/uploads/2020/02/boe-b-2020-3736.pdf