Recientemente fue presentado ante el sector por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla- La Mancha el Plan Estratégico del Vino que sienta las bases para la proyección del sector vitivinícola en la región. Según ha manifestado el consejero, Francisco Martínez Arroyo, el futuro se encuentra en la apuesta por la calidad y en que el sector acompase sus movimientos a la demanda de los consumidores. Además, el Plan contempla la creación de una Interprofesional regional del Vino y una Ley de la Viña y el Vino de la región.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha presentado el pasado 20 de febrero ante los representantes del sector vitivinícola de la región, el Plan Estratégico del Vino, un documento abierto con el cual pretende impulsar la proyección del sector vitivinícola castellano-manchego partiendo de la premisa de que es el consumidor “el que decide” y el sector el que “debe acompasar sus movimientos” a estas decisiones del último eslabón de la cadena agroalimentaria.

Entre las líneas a destacar incluidas en el Plan Estratégico del Vino, se encuentra alcanzar el objetivo marcado para 2025 de los 2.500 millones de euros en facturación del sector, algo que está en visos de lograrse gracias al esfuerzo de todos y que debe llevarse a cabo siempre desde la calidad del producto.

Además, en este plan se apuesta por las variedades más demandadas por el consumidor que es el que tiene la última palabra a la hora de decidirse por un producto u otro, y por ellos serán éstas las que se prioricen, como ya se está llevando a cabo, en las ayudas de reestructuración del viñedo.

También, ha desgranado Martínez Arroyo, la discriminación positiva en las ayudas para aquellas empresas o cooperativas que se hayan constituido como EAPIR o se hayan integrado comercialmente como Agrupaciones de Productores, que ya se benefician de más subvenciones en todas las líneas puestas en marcha por el Ejecutivo.

En otro orden de cosas, en este Plan se recoge además, la importancia del vino embotellado y su relación con las exportaciones, para lo cual se discriminará positivamente a quienes lo lleven a cabo.

En esta línea, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha resaltado a las nueve denominaciones de origen de vino en Castilla-La Mancha que son “la punta de lanza del sector” y ha solicitado a todos los presentes que las “mimen, quieran y apoyen” porque cuanto más vino se venda de las denominaciones de origen “más garantizaremos el futuro del sector”.

De esta forma, ha indicado que el vino necesita mucha ayuda de Castilla-La Mancha porque es lo que va a “garantizar el futuro de la región”, resaltando que es el sector más representativo de la región del cual viven muchas familias, empresas vitivinícolas, y genera mucho empleo, mucha económica y tiene una significación social, territorial y ambiental “como ningún otro en la Comunidad Autónoma”.

Además, en su intervención, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha resaltado que el Gobierno regional pondrá en marcha para la próxima legislatura una Ley de la Viña y el Vino, algo que se incluye dentro de este mismo plan presentado esta mañana.

Martínez Arroyo ha argumentado que “no es de recibo” que Castilla-La Mancha, la región con mayor superficie vitivinícola en el mundo, no la tenga actualmente porque se derogó en la legislatura pasada con el único objetivo de eliminar la cuota a la Fundación Tierra de Viñedos. Hoy, ha recalcado, no solo existe la Fundación, sino que se está realizando a través de ella una campaña de promoción de la cultura del vino con 300.000 euros con la colaboración de la OIVE y “nos hemos comprometidos a que haya una Ley de la Viña y el Vino que si hubiera estado antes, podríamos haber solucionado problemas del sector”.

Durante la presentación de la Estrategia del Vino de Castilla-La Mancha, ha insistido, además, en lo necesario que es para el sector que se constituya una Interprofesional del Vino en la región, un “foro” en el que se tomen decisiones que afecten a sector vitivinícola para que esté preparado para el futuro.