Gracias a los vinos de Burdeos y Borgoña, el champagne y la gran acogida de los vinos alemanes, Primeras Marcas alcanzó una facturación de 18,5 millones de euros en su año fiscal (julio 2018-junio2019), un 11,5% más respecto al año anterior. La empresa acaba de hacer una importante renovación de sus instalaciones e infraestructuras para continuar su crecimiento. 

Primeras Marcas es una distribuidora especializada en el posicionamiento y distribución de bebidas y licores premium, representa marcas familiares de prestigio como Ch. Petrus, Louis Roederer Cristal, Louis Latour, Mas Martinet o Lopez de Heredia entre otras, desde hace más de 30 años. Su última apuesta, la ampliación de sus instalaciones centrales en Igualada (Barcelona), es una muestra más de su afán de superación constante basada en la innovación y su propio savoir-faire como claves para el crecimiento.

Gracias a los vinos de Burdeos y Borgoña, el champagne y la gran acogida de los vinos alemanes, Primeras Marcas alcanzó una facturación de 18,5 millones de euros en su año fiscal (julio 2018 – junio 2019), lo que supone un 11,5% más respecto al año anterior.

Con apenas un año como director general, Philippe Eberlé ha acometido con energía el crecimiento de la empresa y la captación de nuevos proveedores de prestigio internacional como Markus Molitor, la bodega alemana con más vinos con 100 puntos Parker.

“Es un honor tener la oportunidad de liderar una compañía como Primeras Marcas, que cuenta con un excelente equipo de profesionales que ha logrado posicionarla como una referencia en el sector”.

Primeras Marcas ha apostado por la innovación y crecimiento para mantener su distinguido posicionamiento en el mercado de espirituosos, generosos, champagnes y vinos Premium. Como consecuencia, su sede central situada en Igualada (Barcelona) amplía su almacén y renueva su imagen: los almacenes se han modernizado y ampliado hasta alcanzar los 3.000 metros cuadrados, aumentando la altura y su capacidad hasta un millón de botellas, manteniendo el control riguroso de la temperatura y la humedad. Se ha añadido un tercer nivel subterráneo (cripta) único en España, diseñado solo para las grandes añadas de los vinos más exclusivos del mundo.

Asimismo, se ha implementado un Software de Gestión Avanzada de Almacenes (SGA) que aportará mejor eficiencia en el proceso, mayor trazabilidad con una entrada por lotes y mayor fiabilidad con un control de inventario y stock al segundo.

También las oficinas y centro de operaciones han sido ampliamente remodeladas con espacios abiertos para una mayor interacción, con el objetivo de fomentar la comunicación y la creatividad.

“En Primeras Marcas apostamos por I+D+i como clave del éxito que nos ha llevado hasta el punto de expansión en el que nos encontramos”. ha destacado Philippe Eberlé. “Esta renovación de las instalaciones e infraestructura nos permitirá mantener nuestra posición competitiva en el mercado, además de ofrecer nuevas experiencias para nuestros trabajadores, proveedores y clientes”.