España ha facturado más 2.600 millones de euros gracias a las exportaciones de vino durante el año pasado, una cifra que, cada año, asciende y bate récords tras la crisis de consumo vivida en 2009.
Exportación interanual española de vino

El 2013 se ha convertido en el año récord de las exportaciones de vino español. Nuestro país ha cerrado su ejercicio de venta de vino con 2.628 millones de euros facturados en 2013, una cifra que refleja los buenos resultados obtenidos desde 2009, año en que se vivió la fuerte crisis de consumo mundial.

Gracias a la internacionalización del vino español, se ha facturado 162 millones de euros más que en 2012 y 882 más que en 2009

La vendimia del pasado otoño ha contribuido a una creciente recuperación del volumen, que alcanza ya los 1.847 millones de litros. Según los últimos datos de la Agencia Tributaria, el mes de diciembre ha sido el peor desde que la cosecha acabara; aún así, la facturación exterior ha finalizado con resultados positivos creciendo en un 6,5% y manteniendo cifras estables.

Los precios del vino español en el extranjero se mantienen fuertes con una subida del 19,5% respecto al 2012

Los vinos con DO envasados han crecido en un 7% en valor y un 1,6% en volumen. La exportación de vinos a granel, sin embargo, sí que ha mejorado en el mes de diciembre creciendo en un 16,7% en volumen y la venta de cava en el extranjero despunta con un 0,5% en volumen y un 1,3% en valor.

La facturación de las exportaciones españolas se ha duplicado en comparación con la situación del mercado nacional en los últimos diez años

El talón de Aquiles del vino está en el volumen de vino de los mercados franceses (-11,9%), italianos (-16,4%), chinos (-40%) y rusos (-41,3%), que son los que, por otra parte, más vino a granel nos compran. Dado que es vino adquirido a un precio mayor, el valor del mismo es un dato que se mantiene a la alza lo que, por ejemplo, le permite a Francia cerrar una facturación de importación de vino español del 20,7%. Aún así, los mercados de Países Bajos, Portugal y Bélgica crecen tanto en volumen y valor y contribuyen a que las cifras españoles sigan aumentando.