La Denominación de Origen Calificada Rioja recupera la senda del crecimiento de la mano de los mercados exteriores, cerrando su comercialización con un incremento del 0,64%, que supone la puesta en el mercado de 389 millones de botellas.

De acuerdo con el último balance ofrecido por el Consejo Regulador, el resultado final, que se considera satisfactorio y alentador, deja ver un ligero aumento con respecto al volumen en el ejercicio anterior con una comercialización de más de 284 millones de litros, un 0,64% superior al año pasado, y la consolidación del crecimiento en exportación y en valor que veníamos consiguiendo durante los dos últimos años.

El incremento en valor es correlativo al crecimiento en volumen, si bien se cifra en un 2% el crecimiento debido a la tendencia de precios, compensando el cambio de mix, respondiendo así al objetivo principal de generación de valor que persigue Rioja.

La Denominación recupera así la senda del crecimiento de la mano de los mercados exteriores, donde se ha alcanzado un total de 108.344.804 litros, un 4,39% por encima del año pasado. En el mercado doméstico, por el contrario, las ventas de Rioja decrecen ligeramente con respecto a 2016, hasta alcanzar un total de 175.827.159 litros, cifra que le sigue permitiendo mantener su liderazgo en este mercado.

Los blancos de Rioja crecen significativamente más que la media del mercado (+16%), por encima incluso de otras zonas de referencia en este tipo de vinos. Los vinos blancos se acercan al 8% de la comercialización total cuando cinco años atrás la cuota se situaba en torno al 5%. El crecimiento de estos en el ámbito internacional ronda el 25%. Por otro lado, los vinos rosados siguen demostrando que el interés sobre los mismos no es una moda pasajera y aumentan, casi un 6%, con respecto a 2016.

Se mantiene estable el consumo de vinos tintos de Rioja. Por lo que se refiere a la comercialización de los vinos con más valor añadido, las categorías de crianza, reserva y gran reserva, suponen en torno a 157 millones de litros, un 63,23% de las ventas totales de tintos.

Rioja es el vino que mayor fidelidad genera entre los consumidores en España, Reino Unido, Alemania, Suecia y Rusia, destacando también en el resto de sus mercados estratégicos. No obstante, su reto sigue siendo aumentar la notoriedad para aprovechar más esta ventaja y de ahí la inversión de dos terceras partes del presupuesto, en promoción, marketing, relaciones públicas y publicidad.

Rioja ha incrementado las ventas en Reino Unido (+3,21%, a pesar de la incertidumbre que generaba el Brexit), Canadá (+6,75%), Estados Unidos (+5,80%), Suiza (+4,21%), Holanda (+2,46%), crecimientos todavía más significativos en Rusia (39,71%) y China (17,31%). Solamente se observa un retroceso, moderado, en Alemania posiblemente debido a un reposicionamiento en precio. La presencia de los vinos de la D.O. Ca. Rioja en mercados exteriores asciende ya a 130 países.

Esta mejora del posicionamiento de los vinos de Rioja, objetivo prioritario de la Denominación, junto al impulso que se le viene dando a los vinos blancos, cuyas ventas vuelven a crecer, confirman que la región ha alcanzado los objetivos marcados.