El primer objetivo que ha perseguido el Ayuntamiento raudense con la puesta en marcha del polígono industrial, según puso de relieve en su momento David Colinas, alcalde de Roa de Duero, era el mantenimiento y consolidación de puestos de trabajo dando una solución a los empresarios de Roa, “porque apuestan por esta localidad y había que facilitar que se establecieran aquí y que pudieran ampliar sus negocios”.Referente
Sin embargo, de cara a la futura ampliación, el primer edil se mostró confiado de que, dado el creciente interés de la zona desde el punto de vista vitivinícola y el paulatino aumento del número de bodegas, esta oferta de suelo sea un reclamo para que vengan a implantarse empresas de fuera, lo que se traduciría en la creación de empleos, especialmente relacionadas con la industria auxiliar del vino, con lo que este polígono podría convertirse en un referente de este sector.
“Tenemos que lograr traer industria. Roa tiene potencial en este campo y creo que hay un montón de empresas y sectores relacionados con el mundo del vino y las bodegas que podrían tener aquí sus empresas, y la logística mucho más cerca de las bodegas. Fábricas de cartón, de corcho, de vidrio… todo lo relacionado con el vino”, manifestó.

Esta esperada actuación, planificada en el año 1995 y promovida por el propio Ayuntamiento ante la falta de respaldo de la Junta, ha supuesto una inversión de 908.824 euros. Las arcas municipales aportan el 66,6%, que financiará mediante la venta del suelo, y la Diputación de Burgos ha colaborado concediendo una subvención por los 300.000 euros restantes.

Precisamente el presidente de la institución provincial, Vicente Orden Vigara, y la presidenta de la Comisión de Planes Provinciales y Obras, Montserrat Aparicio, realizaron una visita a la villa raudense dentro de una gira por los 17 polígonos industriales de la provincia para conocer in situ el estado de ejecución de las diferentes intervenciones, el grado de venta de parcelas y las expectativas creadas.

El alcalde raudense, David Colinas, puso de manifiesto con tal ocasión la importancia de este proyecto para la localidad “de cara a fijar población” como complemento a otras iniciativas determinantes que están llevando a cabo en la actualidad, como la construcción de viviendas sociales o la dotación de un centro cívico.