En el mes de agosto se ha iniciado ya la vendimia en muchas denominaciones de origen y todas opinan que será un año con menor producción (entre un 10% o un 20%) pero de muy buena calidad. Algunas denominaciones del sur de España iniciaron la vendimia a finales del mes de julio y poco a poco se les van sumando las demás. Valdeorras y La Rioja, con el primer parte de maduración, han sido las últimas en iniciar la vendimia.

Marco de Jerez

La vendimia en el Marco de Jerez, que comenzó en los primeros días del mes de agosto, promete altos niveles de calidad. Además, la cosecha apunta a una disminución entre el 20 al 25% debido a la práctica ausencia de lluvias en lo que va del presente año. Las rociadas nocturnas y las bajas temperaturas mitigan este descenso en volumen, explican desde la denominación.

Montilla Moriles

Esta Denominación inició la vendimia el pasado 22 de julio y a 29 de agosto llevan recogidas un total de 15.688.352 kilos de uva.

Según ha informado Asaja Córdoba el pasado 22 de agosto, “las variedades blancas tempranas de la zona Montilla Moriles ya han sido cosechadas, mientras que de la uva tinta ya se ha recolectado el 80% y ya se ha comenzado la vendimia de la variedad autóctona Pedro Ximénez. Por tanto, se prevé que en unos 20 días concluya la vendimia 2019”. En cuanto a los datos de producción, se espera una merma del 30% o 40% respecto a la campaña anterior debido fundamentalmente a “la falta de lluvia, una escasa floración y las temperaturas actuales”. De este modo, se ha pasado de una producción de 45 millones de kilos el año pasado a una producción esperada de 28 millones.

Respecto a los precios, las cooperativas están liquidando la uva de la campaña anterior a un precio medio de 0.36 euros el kilo de uva, algo menor al que dieron las bodegas, que rondó los 0,41 € por kilo. En relación al precio de la uva cosechada, las bodegas no lo tienen definido, aunque se espera que se mantengan los de la campaña anterior, hecho que, sumado a la disminución de cosecha, “puede afectar negativamente al sector.”

Somontano

La campaña en la Denominación de Origen Somontano comenzó el pasado 22 de agosto y finalizará en la primera quincena de octubre. La campaña comenzó con las variedades de uva blanca Chardonnay y Gewürztraminer y finalizará con las uvas tintas Garnacha, Cabernet Sauvignon, Parraleta o Moristel, que son las de más maduración más tardía.

En la vendimia participarán 32 bodegas de la Denominación y casi 400 viticultores.

Ribeira Sacra

La bodega Adega Damm S.L., de la subzona de Amandi, inició el 28 de agosto los trabajos de recogida de uva. Entre tanto, los técnicos del Consello Regulador de la Denominación de Origen Ribeira Sacra realizan los controles de maduración que ayudarán a fijar una fecha oficial para el inicio generalizado de la vendimia en esta Denominación.

Los controles de maduración se realizan siempre en las mismas parcelas, representativas de las cinco subzonas y con uvas de distintas variedades. Con los resultados, el departamento técnico del Consello elaborará un informe que presentará al Pleno para que se fije la fecha oficial recomendada para el inicio de la vendimia.

Las condiciones climatológicas han sido favorables y no se han detectado plagas ni hongos que hayan afectado significativamente a las cepas. El estado sanitario de las uvas promete ser óptimo y hace confiar en una cosecha superior a los 7 millones de kilos de uva. A partir de esta semana se conocerán más datos sobre la calidad de la uva y su grado de maduración.

Valdeorras

Comienza la vendimia en Valdeorras con una previsión de superar los seis millones de kilos de uva recogida.

Concretamente, la temporada de vendimia 2019 comenzó el 28 de agosto en la comarca con el inicio de las tareas de recogida de uva en las bodegas Santa Marta S.A.T. y María Teresa Núñez Vega, ambas integradas en el Consello Regulador de la D.O. Valdeorras.

“Pese a los fenómenos meteorológicos adversos que afectaron a parte de la cosecha hace algunas semanas, esperamos una campaña muy buena”, asegura el presidente del Consello Regulador, José Luis García Pando, quien afirma que la producción podría superar “los seis millones de kilos recogidos, muy por encima de los 4,7 millones del año pasado”.

Navarra 

Con un ligero retraso, y en fechas parecidas a la campaña anterior, la zona de la Ribera Baja ha marcado el pistoletazo de salida a la vendimia en la Denominación de Origen Navarra con la recogida de las variedades Moscatel de Grano Menudo y Chardonnay. Se estima una cosecha de alrededor de 65 millones de kilos de uva.

Durante los próximos días se irán sumando el resto de zonas: Ribera Alta, Valdizarbe, Tierra Estella y Baja Montaña y las distintas variedades de uva, blancas (Viura, Sauvignon Blanc, Garnacha Blanca y Malvasía) y tintas (Garnacha, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Graciano y Mazuelo), hasta completar el mapa vitivinícola de la D.O. Navarra. Las previsiones realizadas por la sección de Viticultura y Enología del Servicio de Explotaciones Agrarias y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Navarra auguran una cosecha de alrededor de 65 millones de kilos de uva. Esta cifra supone un descenso respecto a la campaña anterior, que fue especialmente abundante, de cerca del 20%.

“Afrontamos la vendimia con grandes expectativas porque nos encontramos en nuestras viñas con uvas muy sanas que han sido muy cuidadas por nuestros viticultores. Esta condición y que vamos a contar con una cosecha moderada en kilos nos hace presagiar una añada de calidad excelente en los vinos blancos, rosados y tintos elaborados por las bodegas”, indica el presidente del Consejo Regulador de la D.O. Navarra, David Palacios.