El vino de Ribera del Duero fue el protagonista de este acontecimiento, en la que se consumieron más de 3.000 botellas el pasado 23 de septiembre.

La 1ª Gran Fiesta de la Vendimia de Ribera del Duero cierra las puertas de su primera edición superando las expectativas. Más de 20.000 asistentes, muchos procedentes de los municipios del entorno ribereño y de capitales como Madrid, Valladolid y Burgos, se congregaron en esta fiesta, en la que se consumieron más de 3.000 botellas de vino y logró reunir a grandes artistas como los Celtas Cortos, Maldita Nerea o Tequila.

En el momento de inauguración de la fiesta se llegaron a congregar más de 5.000 personas en la misma Plaza Mayor de Aranda de Duero para dar la bienvenida a la temporada de vendimia, que estuvo apadrinada por el popular actor Quim Gutiérrez, embajador de la edición, y el cocinero Óscar Velasco, quien recibió el galardón de “Ribereño del año – Tierra de sabor”.

En palabras de Enrique Pascual, Presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero: “La acogida de esta primera edición de la fiesta ha sido espectacular, superando incluso nuestras expectativas. Hemos vuelto a demostrar que no estábamos equivocados cuando apostamos por maridar el vino con la cultura en todas sus manifestaciones, con acciones dirigidas a todo tipo de públicos. Ver el sábado en Aranda de Duero a miles de jóvenes con una copa en la mano disfrutando en la calle es la descripción gráfica de lo que es el #EspírituRibera. Estamos convencidos de que nuestra fiesta puede convertirse en un acontecimiento imprescindible a nivel nacional y, quién sabe, con el tiempo hasta internacional. Repetiremos sin duda”.