La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha apostado por blindar, en el próximo marco comunitario 2021-2027, los 1.700 millones de euros de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) que en la actualidad reciben 240.000 agricultores y ganaderos andaluces y que “ayudan en nuestro PIB y en nuestra creación de riqueza y de empleo”.

Susana Díaz ha presidido en San Telmo la firma de una declaración institucional respaldada por todas las organizaciones agrarias representativas (Asaja, COAG y UPA) y por la Federación de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, en la que se fija de manera unitaria la posición de todo el sector andaluz ante la Política Agrícola Común (PAC) post 2020, que se aplicará entre 2021 y 2027 pero cuya negociación ya está en marcha.

En su intervención tras la firma de este documento, la presidenta ha valorado que “Andalucía tiene que estar unida en la defensa de nuestros productores, nuestros agricultores y nuestros ganaderos para no repetir lo que sucedió en el último marco”, cuando la comunidad sufrió una pérdida de fondos.

Díaz ha denunciado que la Unión Europea haya convertido la PAC en una “política en regresión”, a pesar de la contribución que ha tenido a la hora de fijar la población al territorio -como lo demuestra el dato de que el 85% de los perceptores de ayudas vivan a menos de 20 kilómetros de las explotaciones- y de que en Andalucía el sector “ha respondido y con creces” a las exigencias comunitarias, modernizando explotaciones, innovando y ganando tamaño y mercados.

La presidenta ha enfatizado que el sector agroalimentario andaluz representa la cuarta parte de la producción agrícola de España y el 30% del valor añadido. Asimismo, el 8% del PIB y el 10% del empleo de Andalucía proceden de este sector.

Susana Díaz ha hecho hincapié en la necesidad de acometer el relevo generacional y facilitar la incorporación de las mujeres en el sector agroalimentario, algo que es incompatible con la propuesta de la UE de reducir unas ayudas que han contribuido a cohesionar “social y territorialmente” Andalucía.

“Somos la despensa de España y parte de la despensa de Europa, pero una despensa moderna que sabe retener el valor añadido para que la gente viva mejor”, ha apuntado Díaz, que ha defendido también la necesidad de “salarios dignos” en el campo.

Además, Susana Díaz ha reclamado “firmeza” al Gobierno de España en la defensa de los intereses de Andalucía en la reforma de la PAC, porque “no queremos que pase lo que pasó con el anterior reparto”.

La declaración institucional suscrita por la Junta y las organizaciones agrarias representa “un paso adelante para tener una posición de fortaleza” en esta negociación, según Díaz.

El documento establece las claves de la PAC que Andalucía defiende y necesita para garantizar el desarrollo de la actividad agraria y el mantenimiento del medio rural.

En el acto de firma, celebrado en el Palacio de San Telmo, ha estado presente el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, así como los máximos responsables regionales de Asaja (Ricardo Serra), COAG (Miguel López), UPA (Miguel Cobos) y la Federación de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía (Juan Rafael Leal), que han rubricado un texto en el que se recuerda que “la aplicación de la PAC en Andalucía ha permitido mantener a la población ligada al territorio”.