Las borrascas “Elsa” y “Fabián” han tirado gran cantidad de aceituna de los olivares castellano-manchegos, llegándose a registrar, según ASAJA de Castilla-La Mancha, parcelas con entre un 50 % y 80% de la producción en el suelo, según denuncia ASAJA CLM. Siga leyendo …