El presidente de Bodegas Familiares Matarromera, Carlos Moro, ha decidido reforzar su apuesta por la elaboración de vinos en Galicia tras anunciar la adquisición de una bodega situada en el municipio orensano de Castrelo de Miño a escasos metros del propio río Miño. Mercados del Vino quiso conocer el coste de la operación, pero desde la bodega apuntaron “que es un dato que no quieren dar por respeto al vendedor”. Sí se nos dijo que, posiblemente, “se darán datos económicos más adelante en cuanto a las inversiones que se realizarán en este proyecto, una apuesta a largo plazo”. Siga leyendo …