Según datos de la consejería solo quedan cinco millones de hectolitros de vino en stock, un remanente almacenado que además está comprometido en el mercado por las bodegas y cooperativas. Siga leyendo …