Solemos funcionar por fechas-meta, sobre todo a nivel colectivo. Organismos, gobiernos, empresas, científicos, sociólogos, pero también artistas visionarios acostumbran a pintar de rojo una cifra en algún horizonte de años/décadas para desarrollar proyectos o augurar cambios. Ese horizonte impulsa las estrategias, las estructura, aunque a veces hay que dar volantazos porque algo, grande o pequeño, llega por donde menos se esperaba y altera los planes. Siga leyendo …