Desarrolla diversos aspectos en materia de requisitos y obligaciones de los beneficiarios, y en lo relativo a la designación de las autoridades nacionales responsables de la ejecución en la normativa europea. Con la aprobación de esta nueva norma se apuesta por el refuerzo de la competitividad del sector agrícola de la Unión Europea, y se promueve el conocimiento de los consumidores sobre las bondades de los productos agrícolas, manifiesta el Gobierno. Siga leyendo …