La Comisión Europea ha publicado el pasado 7 de mayo, como es habitual, las previsiones económicas de primavera. En el comunicado manifiesta que se prevé que la economía europea siga expandiéndose por séptimo año consecutivo en 2019, y que el PIB real crezca en todos los Estados miembros de la UE. Todo apunta a que las dinámicas nacionales sustentarán la economía europea, pese al lastre que siguen suponiendo las incertidumbres a escala mundial. Se espera que el crecimiento cobre impulso de nuevo el año próximo. España mantendrá su senda de crecimiento, aunque de forma más lenta y parámetros como la deuda pública o el desempleo mantienen también una tendencia a la baja. Siga leyendo …