La agricultura y la ganadería son actividades con altos grados de siniestralidad, muy por encima de la media de otros sectores. Los casos más graves y los fallecimientos (43 en lo que va de año) son solo la punta del iceberg. Por ello, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha lanzado una campaña para concienciar y mejorar así la seguridad de los profesionales. Siga leyendo …