Son muchos los temas con los que despedir este intenso 2018 y prepararse parar un 2019 que se anuncia igual, pero el denominador común de estos meses y los que nos esperan es el estallido de la “cuestión mujer”. Ha entrado en la agenda política, legislativa, económica, social, cultural, etc. con voluntad de quedarse: para bien, si se aborda adecuadamente; o para mal, si se considera un fenómeno que puede resolverse con algo de barniz.

Cuando llevas décadas en un feminismo sin apellidos, defendiendo en mi caso la diversidad en la empresa, es decir, el derecho de las mujeres a triunfar/fracasar según sus méritos y sin cortapisas por su condición femenina, un año como el que termina puede parecer glorioso, aunque el conocimiento de la trastienda refrenan mi entusiasmo.

Seguir leyendo http://www.evalevyandpartners.com/de-un-ano-a-otro