El Foro de Bienes de Consumo (CGF) y Capgemini han publicado hoy los resultados de su nuevo informe Rethinking the Value Chain: New Realities in Collaborative Business” (Replantear la cadena de valor: nuevas realidades en empresas con espíritu de colaboración). El informe identifica tendencias futuras en el sector de productos de consumo y ventas minoristas (CPR) y concluye que las cadenas de valor tradicionales ya no alcanzan para mantener el ritmo.

Esta novedosa perspectiva hacia la cadena de valor atraerá a fabricantes, minoristas y otras partes interesadas. La industria ya no debe concebir la cadena de valor como un viaje lineal donde los productos y la información fluyen de manera lineal y secuencial de proveedor a fabricante a minorista a consumidor. Por el contrario, cada vez se organizará más como redes en torno a los consumidores, ofreciendo múltiples canales e interfaces entre todos los procesos que agregan valor y todas las entidades de negocio.  El consumidor tiene cada vez más control y toma decisiones que afectan directamente la red de valor, y la industria responde a ello, no a la inversa.

Muhtar Kent dijo: “El consumidor de hoy está más empoderado que nunca antes. Actualmente los consumidores tienen el poder y los medios para compartir sus opiniones e inquietudes con un público mayor del que hayan tenidos jamás gracias a una creciente gama de redes sociales y canales digitales. En esta era de mayores expectativas por parte del consumidor y un entorno empresarial en vertiginoso cambio, necesitamos plantearnos una pregunta crucial: ¿Cómo fortalecemos a nuestra industria y beneficiamos a los consumidores mientras enfrentamos los desafíos sin precedentes que nos esperan? Este informe, iniciativa del Foro de Bienes de Consumo, pondera algunas de las maneras esenciales de adelantarnos y atender cambios de tal envergadura”.

El informe es resultado de las largas sesiones de trabajo y entrevistas especializadas con líderes de opinión de los principales negocios CPR y expertos en el tema. Subraya la forma en que la industria necesita modificar de manera fundamental su manera de colaborar con todas las partes interesadas.

Motoya Okada dijo: “Los miembros del Foro de Bienes de Consumo y nuestra industria tenemos la responsabilidad de cooperar por un mejor futuro para los consumidores del planeta. Este informe sobre la Red de Valor Futuro destaca oportunidades adicionales, derivadas de los numerosos cambios que afectan nuestra industria, para que todos nosotros seamos aún más efectivos en la tarea de mejorar la vida de los consumidores al tiempo que cumplimos con nuestra responsabilidad de brindar valor y confianza. Podemos cumplir estas metas si colaboramos de manera mucho más efectiva que antes. El mundo está sufriendo cambios profundos y nosotros debemos hacer lo propio”.

El informe pone de relieve tres grandes prioridades donde podría confluir la colaboración dentro de la industria y que serían capaces de traducirse en un positivo retorno de la inversión:

  • Interacción con el consumidor. Participar en un auténtico diálogo con los consumidores, justificando así su confianza en nuestra industria. La industria necesita ser siempre responsable con los datos de los consumidores a fin de añadir valor al servirles e interactuar con ellos. Para ello, las empresas deben adoptar principios comunes y claros de interacción con el consumidor.
  • Transparencia. Mantener a los consumidores informados de la naturaleza y posibilidad de rastreo de los ingredientes, nutrientes y proveniencia de los productos; informar a los consumidores de los contenidos, la seguridad y el impacto ambiental y social de los productos al tiempo que se mejora la eficiencia dentro de la industria. Para ello, se requiere de un cambio drástico de colaboración en definiciones de datos, calidad de datos e intercambio de datos a escala global, trascendiendo las meras medidas de rastreo y seguimiento y las auditorías.
  • El último tramo de la distribución. A partir de una renovada consideración del supuesto de que la distribución a tiendas y consumidores es un área donde las empresas operan de forma independiente, y con ánimo de explorar las oportunidades de cooperación en determinadas circunstancias a fin de mejorar la velocidad, eficiencia y satisfacción del consumidor al tiempo que se minimiza el impacto ambiental. El nuevo modelo incluiría una nueva modalidad de alianzas ‘en red’. Para aprovechar plenamente estas oportunidades, la industria necesitará invertir en tecnologías flexibles, interoperabilidad de nuevos procesos y culturas corporativas más abiertas.

 

Peter Freedman, director gerente del Foro de Bienes de Consumo, dijo: “El CGF siempre está buscando la forma de apoyar una mayor eficiencia empresarial y fomentar la confianza del consumidor. Este informe enfatiza la importancia de la acción para aprovechar ambas oportunidades. Refuerza gran parte de nuestra agenda actual, pero nos invita a todos a llevarla a cabo con un enfoque muy distinto hacia la cooperación y con una urgencia aún mayor”.

Ted Levine, líder global del sector de productos de consumo y venta minorista en Capgemini, dijo: “Como industria, necesitamos acordar la adopción de tecnología modular que ofrece un enfoque tipo plug-and-play para las aplicaciones de negocios y los servicios de macrodatos a fin de acelerar el tiempo de llegada al mercado y crear una cultura de innovación. En Capgemini vemos la oportunidad para que las empresas de bienes de consumo y venta minorista avancen hacia una cadena de suministro impulsada por el consumidor, capaz de desarrollar redes de valor punta a punta con mayor localización en todos los canales, visibilidad y conocimientos para motivar la velocidad e innovación para satisfacer las demandas del consumidor altamente apto en un sentido digital”.