Durante la presentación de la Guía “Vivir el vino 2015”, el secretario general de Agricultura y Alimentación resaltó los 50 millones de euros anuales que se destinarán para la promoción del vino en el exterior. Pero, ¿cómo se gestionan?, ¿quiénes son los beneficiados? Un demoledor informe del Tribunal de Cuentas de la UE constató graves irregularidades, falta de transparencia y eficacia en las ayudas concedidas a la promoción del vino entre 2008-2013. El vino de los 27 “perdió cuota de mercado en los países objetivo de las acciones de promoción”, afirma dicho informe.

La UE destinó 522 millones de euros a la promoción del vino entre 2009-2013. En el período 2014-2018, serán 1.156 millones de euros, un 121% más.

La UE destinó 522 millones de euros a la promoción del vino entre 2009-2013. En el período 2014-2018, serán 1.156 millones de euros, un 121% más.

Si no se consume en España, mejor llevar el vino fuera. Es el mensaje que ha trasmitido el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas en la presentación de la Guía “Vivir el Vino 2015” este lunes. El sector ha sabido “convertir el estancamiento en el consumo interno, en una oportunidad para llevar los vinos españoles a toda Europa, a Estados Unidos y a China entre otros países”, dijo.

Pero para regar de vino español al mundo entero, hace falta dinero. Por eso Cabanas destacó el aumento de la dotación para la promoción del vino en terceros países: 250 millones de euros en el periodo 2014-2018, 100 millones más que en 2009-2013. Un presupuesto financiado al 50% por la Unión Europea, cuyo Tribunal de Cuentas intenta auditar el destino final de dichas ayudas.

Aunque con falta de transparencia y colaboración por parte de los países auditados, este tribunal publicó en septiembre un Informe Especial titulado “¿Se ha gestionado bien el apoyo de la UE a la inversión y promoción del sector vitivinícola y se han demostrado sus resultados en la competitividad de los vinos de la Unión?”.

La dotación para la promoción del vino español en terceros países será de 250 millones de euros en el periodo 2014-2018, 100 millones más que en 2009-2013

Aunque ha pasado sin pena ni gloria, este estudio señala que en todos los países, salvo Austria, “las ayudas a la promoción se concedieron a grandes empresas productoras de vino, con una larga tradición exportadora”. Y eso “a pesar de la preferencia del legislador por favorecer las PYME”, señala con cierto sarcasmo el informe. El ejemplo en España lo pone en Cataluña, la CCAA auditada por el Tribunal, donde “seis beneficiarios representaron el 88% del total de la financiación aprobada para el período 2009-2011”.

Esas seis grandes empresas tenían “un volumen anual que sobrepasaba los 200 millones de euros y que no son admisibles para obtener ayudas”, pero aún así se llevaron 13,4 millones de euros de ayudas. Dos de esos grandes beneficiarios, “realizaron acciones de promoción en países en los que ya tenían presencia desde hacía más de sesenta años”. La excusa de “abrir nuevos mercados” al vino español era pura fantasía.

El informe también señala que estas grandes empresas lo que en realidad hicieron fue pagar sus costes de publicidad con las ayudas. “La financiación de la UE sustituyó a una parte sustancial de los recursos que antes empleaba la empresa, en lugar de aumentar el gasto global en medidas de promoción”, explica el informe del Tribunal.

Pero España no es la única con irregularidades. En Francia se llegaron a colar en estas ayudas entradas VIP al torneo de tenis Roland Garros

Pero España no es la única con irregularidades. En Francia se llegaron a colar entradas VIP al torneo de tenis Roland Garros. La factura justificativa de dicho gasto se incluyó como “viajes informativos (periodistas, importadores, coordinadores de mercado, etc.) a las zonas de producción del vino”. Pero, como señala el informe, “el torneo internacional de tenis Roland Garros en Francia, no puede considerarse como una acción de promoción del vino”.

En este 2014 las ayudas han aumentado considerablemente “para continuar con la consolidación de esas exportaciones en países tradicionales y abrir nuevos mercados”, como decía Cabanas. Pero precisamente el Tribunal constató que “los vinos exportados de la Europa de los 27 han perdido cuota de mercado en los principales terceros países objetivo de las acciones de promoción”. A juicio del informe especial del Tribunal, estas ayudas “no contribuyen de modo eficiente a reforzar la reputación de los vinos de la Unión, ni a captar nuevos mercados o recuperar los mercados antiguos”.

Puede consultar el informe completo AQUÍ