El pasado 22 de noviembre el salón del sector vitivinícola y hortofrutícola cerró sus puestas con un balance muy positivo. Más de 70 nacionalidades y un total de 45.700 visitantes, según la directora del salón , Delphine Demande.

Una vez cerrada esta edición de Vinitech-Sifel los organizadores ya tienen sus miradas puestas en 2020 cuándo se celebrará la 22ª edición del 1 al 3 de diciembre en un nuevo pabellón de exposiciones con una superficie total de 15.500 metros cuadros, un enlace cubierto con el pabellón 1 y acceso directo a la estación de tranvía de Burdeos.

En cifras la reciente acabada edición se saldó con un toal de 44.937 profesionales , un nivel mantenido con respecto a la edición de 2016 en la que tuvieron 45.700 visitantes. Para Delphine Demande “podemos anticipar que el salón registró buenos resultados a pesar de un primer día impactado por el movimiento social de los chalecos amarillos. Es la causa directa de la disminución de los visitantes procedentes de la región de Charentes”.

Desde un punto de vista internacional los resultados han sido buenos. Los visitantes extranjeros representaron el 18% del total , frente al 15% de la edición anterior, algunas zonas incrementaron su presencia un 111%. Además, todas las regiones del mundo incrementaron su presencia menos América, debido a la celebración de Thanksgiving en Norteamérica y del congreso de la OIV en Uruguay.

España, a pesar de ser el país con más visitantes en esta edición sufrió un descenso en torno al 25%. Según la organización están se vieron afectados por el corte de carreteras ocasionados por los chalecos amarillos.

Después de España por número de visitantes está Italia, Portugal, Suiza, y Reino Unido. Un dato a destacar es que este año por primera vez Israel entra en la lista de los 10 primeros países visitantes con un incremento de asistencia del 62%.

“La feria sigue siendo un medio esencial para los profesionales que buscan soluciones y respuestas innovadoras. La asistencia a las conferencias fue excelente. Muchas de ellas completaron su aforo. Esto refleja la sed de conocimiento y la necesidad de referencias técnicas entre los participantes. Vienen por la calidad de los ponentes y el contenido propuesto. La aceleración del tema de la transición ecológica ocupó un lugar central y transversal en toda la exposición”, afirma Christophe RIOU, copresidente del Comité Científico y Técnico de Vinitech-Sifel.