Un año más, Vinoble se convirtió en el punto de encuentro de los vinos nobles en el mundo. Del 3 al 5 de junio se celebró en Jerez de la Frontera el Salón Internacional de los Vinos Nobles que reúne cada dos años a los profesionales del sector.

63 expositores trajeron sus mejores referencias de vinos dulces, Portugal, Francia, Grecia, Canadá, aportaron sus novedades. Los anfitriones, bodegas de Jerez, regalaron a los asistentes con fantásticas catas de vinos añejos, antiguos, impagables.

Especialmente reseñable la gala nocturna de Bodegas tradición, con 400 personas de todo el mundo. El Alcázar, y Jerez, un marco incomparablemente bello, la temperatura perfecta ni frío ni calor. Ahora solo falta que la organización esté al nivel, poca información en los medios, ningún sitio para trabajar, problemas con la Wi-Fi. Por supuesto ningún apoyo para el desarrollo de nuestra labor informativa. El Ayuntamiento tiene muchos deberes que hacer si quiere que dentro de dos años esta feria siga adelante.

Mónica Muñoz.